Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 346
Noticias y Artículos: 1096
Enlaces de interés: 98
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Colaboraciones

Artículos de Colaboración enviados por los respectivos autores, tanto el texto como las imágenes.

Lo contenido en ellos es de exclusiva responsabilidad del autor del mismo. El que un artículo aparezca publicado en el portal no implica que lo expresado en él sea compartido por los administradores u otros colaboradores.

Si desea participar enviando un artículo, por favor, use el Formulario de Contacto para que podamos contactar con usted e indicarle qué debe hacer para publicarlo.




Cincuenta años después Imprimir E-Mail
Manuel Jorques Ortiz
miércoles, 20 de octubre de 2010

Un reencuentro esperado

La mera curiosidad o, tal vez, la añoranza, cuando se van a cumplir cincuenta años desde que a un pequeño grupo de alicantinos (Caja de Reclutas nº 30) nos tocó la lotería de ir a prestar el servicio militar obligatorio en las Fuerzas de Policía de Ifni (la Policía Indígena, europeizada a partir de 1.957), me han llevado a intentar averiguar que les había deparado la vida, tras la licencia, a aquellos otros seis compañeros con los que compartí viaje de ida (y de vuelta), Campamento e incluso algunos Compañía y análogo puesto.

Como no mucho después de la licencia fui destinado a Barcelona en mi calidad de funcionario estatal, y en Cataluña viví durante veinticinco años, perdí el rastro de los amigos y compañeros (excepto el de Jaime Juan Cremades) y al intentar retomarlo me encontré que, en el año 1.993, había fallecido uno de ellos: ANTONIO JALÓN CANDELA.

Leer más...
 
De Córdoba a Sidi Ifni. Imprimir E-Mail
Antonio Lao Espinosa
martes, 12 de octubre de 2010

Este relato es para contaros un poco las fatigas que pasamos allí, en Sidi Ifni.

Antonio Lao Espinosa. Veterano del Regimiento Lepanto nº 2 en la Guerra de Ifni.
Antonio Lao.
Veterano de Ifni.

Soy de la quinta el 57, me tocó servir en el Regimiento de Infantería Lepanto Nº 2(1) de Córdoba.

Buque Cabo de HornosEl campamento lo hice en el Cerro Muriano, desde allí nos llevaron a Cádiz y embarcamos en un buque llamado "Cabo de Hornos"(2). Después de tres días, con sus noches correspondientes, llegamos al dichoso Ifni, era el 21 de Junio 1958. Allí no había ni puerto ni nada que se le pareciese, así que para desembarcar se hacía por unas redes que colgaban por el lateral del barco, que tendría por lo menos 6 metros de altura.

Desembarcando.Abajo esperaban unos auto-anfibios en los que nos colocaban a 20 o 30 soldados y nos trasladaban hasta la playa, y desde allí nos subían en camiones y nos dejaban en un campamento de chabolas de lona. Después, andando por caminos de cabras, nos llevaron a las montañas donde estaban las posiciones(3) alambradas y atrincheradas. No había donde refugiase, nada mas unos hoyos en el suelo en los que sólo cabían tres o cuatro personas, allí mismo era donde dormíamos.

En estas posiciones nos tenían tres meses, después nos bajaban al pueblo durante 45 días, donde cada tres cuatro días nos llevaban de maniobras, que consistían en hacer como que se tomaba alguna posición enemiga.

Leer más...
 
Recuerdos: la extraña Guerra de Ifni Imprimir E-Mail
Adolfo Cano Ruiz
martes, 08 de junio de 2010

La guerra de Ifni fue corta, dura y extraña.

Ya nos habíamos adaptado al clima, sufrido algún siroco o plaga de langostas (eran estas, como grandes saltamontes, rojos unos y amarillos otros, que cubrían todo). Puedo decir, que me sentía cómodo. Era una aventura africana. La rigidez militar no era extrema, convivir con otra cultura era interesante, pasear por la ciudad (Sidi Ifni) entrando al zoco, comiendo higos chumbos (un nativo solía apilarlos en un gran montón y por una Peseta te dejaba una navaja algo oxidada y comías los que quisieras), bebiendo el té con hierbabuena al son de una música diferente, ir de “chiquitos” con los amigos vascos al bar que apenas puedo recordar,… Sí. Me sentía cómodo, feliz. 

Leer más...
 
Volver a Sidi Ifni 50 años después Imprimir E-Mail
Francisco del Couz
miércoles, 28 de abril de 2010
Llegando a Sidi Ifni. Francisco, Sonia y Cristina.
Llegando a Sidi Ifni. Francisco, Sonia y Cristina.

Qué lejos queda aquel 3 de Marzo de 1959, cuando yo salía de mi pequeña aldea del occidente de Asturias, con mi maleta de madera (por aquellas fechas en el ejercito español no existían los petates) camino de Sidi Ifni para cumplir con mis deberes con el ejercito español, dejando a toda mi familia y a mis amigos preocupados por la lejanía del lugar al que iba destinado y la incertidumbre que producían las escasas noticias que llegaban sobre la situación militar en aquel pequeño territorio español, para muchos desconocido

Y qué largo fue el viaje: tren hasta La Coruña, vía León, y barco, el “Marqués de Comillas”, La Coruña-Cádiz-Las Palmas de Gran Canaria, a donde llegamos un 19 de marzo con un sol radiante y una temperatura desconocida para los que vivíamos en el norte de la península. Tres meses de instrucción en La Isleta, jura de bandera y al lugar de destino, adonde llegamos al anochecer para fondear el “Virgen de África” y ver el centellear de las luces de la ciudad, que nos creaban un poco más de preocupación sobre lo que nos esperaba. Al día siguiente, al amanecer, a la escalerilla de cuerda y a los “anfibios”, hacia la playa (un desembarco como el de Normandía pero sin tiros), de ahí, maleta al hombro, al cuartel del Grupo de Tiradores: grande, amplio, bien situado sobre le acantilado y con preciosas vistas, que todo hay que decirlo. Eran los primeros días del mes de junio de 1959, habrían de pasar 12 largos meses para hacer el viaje a la inversa y regresar a la vida civil. 

Leer más...
 
<< Inicio < Anterior 41 42 43 44 45 46 47 48 Siguiente > Final >>

Resultados 161 - 164 de 192
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019