Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Manuel Jorques Ortiz arrow Ifni en nuestro recuerdo

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Datos del Portal
Usuarios registrados: 339
Noticias y Artículos: 973
Enlaces de interés: 94
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Ifni en nuestro recuerdo Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Manuel Jorques Ortiz
miércoles, 27 de mayo de 2009
Índice del Artículo
Ifni en nuestro recuerdo
La tertulia
La reunión
La despedida
Pancarta de bienvenida
Pancarta de bienvenida

Miquel Querol, ese entusiasta ex Tirador, avecindado en el ilerdense pueblo de Almacellas, ha organizado una vez mas (¡y son 22 años seguidos) un encuentro de los socios, familiares, amigos y simpatizantes de una organización modélica denominada "Associació Catalana de Veterans de Sidi Ifni", formada en exclusividad por soldados de reemplazo que prestaron su servicio militar en aquel lejano, querido y recordado territorio que llegó a ser la provincia nº 51 de España: IFNI.

Para el 23 de Mayo (2.009) se nos había convocado a través de "La Revista", publicación semestral de la Associació, en el conocido Hotel-Restaurante "Cal Nastasi" y allí, puntualmente, Querol y sus colaboradores fueron recibiendo a los casi trescientos ex soldados de Ifni, dando inicio a unos actos que se iban a desarrollar con ese orden y pulcritud del que son maestros los catalanes. Los abrazos, lagrimas, reencuentros de antiguos camaradas, todos portando signos distintivos netamente ifneños (abundaban los tarbuch y las insignias con el camello) que daban al hall tal colorido que eran muchos los clientes del Hotel que preguntaban por "aquello", sin que pudieran llegar a entender que celebraba aquel "frente de juventudes" tan jovial, pese a que muchos de sus componentes se apoyaban en bastones, muletas e incluso circulaba uno en silla de ruedas.

La celebración de la Asamblea, iniciada con la aprobación del Acta del pasado año del encuentro en Sitges (Barcelona), apertura de correspondencia, actividades diversas, entre las que destaca el viaje realizado a sidi Ifni el pasado marzo, con exhibición del magnífico video que filmó uno de los viajeros, dio lugar a un amplio y entretenido debate en el que intervinieron diversos compañeros, todos desde el amor y la nostalgia del Cuerpo o Arma en la que sirvieron y de los meses que pasaron en el territorio. Al finalizar el acto y antes de pasar al amplio comedor, la organización había dispuesto la ambientación más adecuada, para lo que del zoológico de Tortosa consiguió el desplazamiento de un camello auténtico, con su guía marroquí, con los que fueron posando, individualmente o en grupos casi todos los asistentes.

Un primer plano del camello
Un primer plano del camello

Queremos destacar en esta pequeña crónica, la expectación y el afecto  con el que, un año más, era recibido el "decano" de los Veteranos de Ifni, Lluis Noguer Pastó, que a sus 88 años de edad, dejaba pasmado al corro de admiradores con su prodigiosa memoria y el relato de sus vivencias que a pesar de tenerlas recogidas en un libro, no pueden compararse con la narración de viva voz, en la que va intercalando el catalán o castellano según sea el protagonista de su historia o anécdota, o los curiosos nombres y apellidos de algunos mandos o compañeros: Coronel Bermejo, Capitán Rojo, Teniente Rubio y Teniente Moreno, Capitán Delgado y Capitán Recio, Capitán Borrego, Cabo Pastor y soldado Zapatero Descalzo. Con sus vivaces ojos azules y el cabello blanco, es un ser algo "coqueto" y muy entrañable que nos retrotrae al Ifni de 1.943, cuando por vez primera fueron llevados soldados de reemplazo, con una mili de tres años de duración, y su posterior paso a las "Tropas de la Policía Colonial" por Orden del Ministerio del Ejército de 14 de Enero de 1.944, donde desempeñó las funciones propias de su cargo en Pagaduría, guardando un grato recuerdo del Capitán-Interventor Don Enrique Abasalo Bereicua que tenía en su despacho un letrero que decía: "Una mujer, una sola mujer y nunca la misma mujer". Pícaramente nos guiña un ojo como dando a entender que esa ha sido su divisa.

Lluis Noguer con el autor de este relato.
Lluis Noguer con el autor de este relato.
Nuestro venerable veterano vio nacer la publicación del semanario AOE, el aterrizaje en 1.943 de un avión Dakota norteamericano cuyos pilotos desertaron y el aparato estuvo estacionado, con un centinela permanente, hasta que finalizada la II Guerra Mundial en 1.945, unos aviadores USA se hicieron cargo del avión en cuestión. Escucharle la narración de las sesiones cinematográficas en el Cinema Capaz por cuyo entramado metálico corrían las ratas a su antojo. Nos recita con voz firme lo que dice fue la letra del primer Himno de Tiradores: "¡Soldados de Tiradores, del Africa Occidental Española, soldados de Franco son, los que guardan la bandera. Un sol de cobre africano, les curte con bizarría, la luna de todo el año, los glorifica y altiva!". Y, para terminar, esa cuarteta que todos hemos repetido: "Al llegar a Sidi Ifni, lo primero que se ve, el hotel de la Marina, Suerte Loca y un café".
J. Daniel Fuentes en plena
J. Daniel Fuentes en plena "faena"

Al corro que se ha formado alrededor de Lluis Noguer, van incorporándose todos aquellos que aún no lo conocían personalmente, como era el caso de José-Daniel Fuentes Macho, que en 1.961-62, fue cabo 2º en la Sección de Asalto del IV Tabor de Tiradores y que ha escrito un soberbio libro con sus recuerdos, escrito en verso, con múltiples fotografías e ilustraciones, que lo convierten en una obra de arte atípica dentro de la bibliografía dedicada a Ifni. Entre ambos ex tiradores, con dieciocho años de diferencia entre uno y otro, se abre una corriente de simpatía que resulta conmovedora al ver a un catalán de pura cepa y un castellano de ídem (de Valladolid para más señas) como se funden en un lenguaje común: Ifni, Tiradores y el libro tan ponderado a que hemos hecho referencia, que Fuentes aprovechó para vender y dedicar a los adquirentes, como si de una Feria del Libro se tratara.



 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2018