Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Noticias arrow Noticias de interés arrow El anhelado ascenso del teniente coronel Moya

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 9 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 340
Noticias y Artículos: 993
Enlaces de interés: 94
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

El anhelado ascenso del teniente coronel Moya Imprimir E-Mail
Noticias de interés
Escrito por Miguel González   
domingo, 02 de septiembre de 2018

Fuente: El País

Defensa debe resolver la petición de un militar retirado de 85 años, héroe de la guerra de Ifni e hijo de un teniente fusilado por Franco.

"A la mayoría de los militares el valor se nos supone, él lo tiene acreditado", afirma el teniente general Pedro Pitarch. Él es Antonio Moya Muñoz, un teniente coronel de 85 años, merecedor de dos cruces rojas en la guerra de Ifni, un conflicto olvidado que España libró con bandas armadas por el recién independizado Marruecos en 1957-58.

Moya ganó estas dos condecoraciones, que premian el valor y las dotes de mando en combate, cuando solo era cabo 1º y suboficial, a pesar de quienes reparten estas medallas suelen llevar anteojeras que les impiden apreciar con la misma nitidez los méritos de soldados y sargentos chusqueros que los de los oficiales.

La primera le obtuvo por resistir el hostigamiento de las partidas rebeldes en el sector norte de El Aaiún, la capital del antiguo Sahara español; y la segunda por participar en la campaña de limpieza de la colonia española de grupos irregulares.

El entonces sargento Moya, en El Aaiún, en 1959.
El entonces sargento Moya, en El Aaiún, en 1959.

El día de nochebuena de 1957, cuando cruzaba el cauce seco de un rio, su columna se vio sorprendida por una lluvia de tiros que dejó un reguero de muertos y heridos. Para su sorpresa, comprobó que la munición que les disparaban había sido fabricada ese mismo año en España, mientras que buena parte de la suya estaba ya caducada.

Moya escaló la pirámide militar desde los escalones más bajos: ingresó como soldado en 1951 y sucesivamente ascendió a cabo, cabo 1º y sargento. Con 32 años, ya casado y con hijos, ingresó en la Academia Militar Auxiliar (Villaverde) y en la Academia de Infantería de Toledo donde, tras cuatro años de internado, se licenció como oficial.

Seguramente no podría haber sido de otra forma. Aunque nunca lo comentó con sus compañeros y aún hoy le cuesta hablar de ello, Moya es huérfano de un teniente que combatió en la guerra de África. El 17 de julio de 1936, su padre tomó el barco melillero para incorporarse a su nuevo destino en Valladolid. La sublevación le pilló en mitad de trayecto y, al llegar a Málaga, se puso a las órdenes de la autoridad militar. Cuando las tropas nacionales entraron en la ciudad, en 1937, su hermano le ofreció escapar a Almería, aún en manos republicanas. "No tengo por qué huir, yo no he hecho nada", le contestó. Franco no lo consideró así y lo mandó fusilar. Dejó viuda y cuatro hijos. Uno de ellos, entonces de cuatro años, acabó siendo militar.

El teniente coronel Moya, con uniforme de gala, en noviembre pasado.
El teniente coronel Moya, con uniforme de gala, en noviembre pasado.

En 1988, obligado por una ley de 1981, el hijo del teniente Moya pasó forzosamente a la reserva con 56 años, dos menos de la edad a la que lo hacen la mayoría de los militares. Llevaba casi cuatro décadas en filas pero, a diferencia de sus compañeros de promoción, que ingresaron más jóvenes en la academia sin pasar por la escala de tropa, no tuvo tiempo de llegar a coronel. Se quedó en comandante y ascendió a teniente coronel ya en la reserva.

Su ilusión es obtener un ascenso honorífico que la ley reconoce por “méritos excepcionales o circunstancias especiales”. Moya ya lo solicitó en 2014 y obtuvo el aval de la Junta de Evaluación y el informe favorable del Consejo Superior del Ejército, pero no una respuesta del entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés.

Ahora ha vuelto a presentar su petición ante la ministra Margarita Robles, confiando en que esta sea más sensible a los argumentos de un viejo soldado. El ascenso no le supondrá beneficio económico ni mejora en la pensión, pero podrá añadir una tercera estrella de ocho puntas a su uniforme cuando el próximo 10 de noviembre el general Pitarch, como primeraco o más antiguo, reúna a la XXIII promoción para celebrar sus bodas de oro.

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2018