Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Artículos digitales arrow El primer salto de guerra en Smara

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 2 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 343
Noticias y Artículos: 1049
Enlaces de interés: 96
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

El primer salto de guerra en Smara Imprimir E-Mail
Artículos digitales
Escrito por Antonio Herrero Andreu   
martes, 01 de enero de 2019

Fuente: El Faro de Ceuta

Desde que el Escuadrón Paracaidista del Ejército del Aire adquiere esta denominación, el 3 de abril de 1953 en Alcalá de Henares, su nombre con anterioridad era 1ª Bandera Paracaidista. Lo mismo con una denominación como con otra, creo que habría que darle toda la razón al célebre Alfredo de Vigny, que escribió: “los ejércitos siempre han sido los grandes mudos”. En lo que se refiere al Escuadrón Paracaidista del Ejército del Aire, no sólo han sido eso, sino, ciegos, sordos y mudos.

El primer salto de guerra en Smara.
El primer salto de guerra en Smara.

Para conocer el prestigio y las excepcionales virtudes castrenses que siempre demostró el escuadrón, sólo hay que ir a las hemerotecas y ahí se puede ver, por ejemplo, como el 16 de noviembre de 1952 el teniente de aviación Justo López González estableció el récord en España, al saltar en un mismo día nada menos que 33 veces. El reconocimiento al valor y heroísmo de estos paracaidistas en las misiones encomendadas queda suficientemente acreditado con la presencia del entonces ministro del Ejército, Antonio Barroso Sánchez-Guerra en la visita que realizó el 26 de marzo de 1958 en El Aaiún, donde le dirigió a todo el escuadrón unas elocuentes palabras y le felicitó por su brillante actuación en la Guerra de Ifni-Sahara.

La reunión de Fort Trinket

Sin lugar a duda alguna, en cualquier confrontación bélica la coordinación y colaboración entre los ejércitos de las naciones implicadas suele siempre dar unos buenos resultados, y máxime en aquella contienda de Ifni-Sáhara, en la cual nuestros ejércitos, por causas ajenas a ellos, estaban dotados de unos medios materiales no sólo anticuados y obsoletos, sino, además, para mayor inri, escasos.

La colaboración con Francia comenzó mucho antes de los ataques de noviembre de 1957. Concretamente, un documento en mi poder dice esto: “Radio Cifrado núm. 2209 del Estado Mayor del África Occidental Española. Se comunica al teniente general-jefe del Estado Mayor Central del Ejército y capitán general de Canarias lo siguiente: reunión celebrada el 25 de febrero de 1957 en Port Etienne, entrevista con oficial de este Estado Mayor y general Bourgound, jefe fuerzas militares francesas, dicha reunión se desarrolló en términos extremadamente afectuosos, reafirmando general Bourgound profunda gratitud”.

Posteriormente, el 18 de marzo de 1957, el general Bourgound, desde su cuartel general en Dakar, le dirige una extensa carta al general-gobernador de Ifni, Mariano Gómez-Zamalloa, en la cual le dice, entre otras cosas: “estoy persuadido que Vd. comparte mi convicción de que nuestro deber de soldados es el de encararse de antemano con las eventualidades más graves para estar preparados llegado el caso y hacer frente con la mayor eficacia”.

Para elaborar los preparativos de un salto de guerra del Escuadrón Paracaidista sobre Smara, el día 5 de febrero de 1958 partían para Fort Trinket el entonces teniente coronel-jefe del Escuadrón, Mariano Gómez Muñoz (hoy general), y el capitán-jefe de la 2ª Escuadrilla, Celso Díaz Pérez, con el fin de ser instruidos por paracaidistas franceses sobre los paracaídas (EFA-PT-660) con 12 cuerdas y conocer in situ los aviones desde los que se tenían que lanzar los paracaidistas españoles: del 1º Escuadrón del Ejército del Aire sobre la ciudad de Smara o Ciudad Santa.

El Escuadrón Paracaidista en la ‘Operación Ecouvillon’

El nombre de esta operación militar descrito en francés, parece idéntico a lo que aquí en Canarias se llama ‘escobillón’, que sirve para barrer, y, efectivamente, esta operación se desarrolló de limpieza sobre las Bandas Rebeldes del Ejército de Liberación Marroquí, de ahí al nombre de ‘escoba’.

Cuatro aviones ‘Nord Atlas’ del Ejército del Aire francés sobre las pistas de Port Etienne calentaban motores y en su interior la 2ª Escuadrilla del Escuadrón Paracaidista Español, cuyos componentes estaban llenos de emoción porque se trataba del primer salto de guerra de este escuadrón. Con anterioridad para esta operación su jefe, el teniente coronel Mariano Gómez Muñoz, a bordo de un avión de reconocimiento, realizó un vuelo sobre Smara y cruce de pistas al W. de Anech, recibiendo el avión varios impactos de fuego de fusilería al volar en vuelo rasante dicho avión ametrallando al enemigo.

En las primeras horas del día 19 de febrero de 1958, de la panza de los aviones ‘Nord Atlas’ saltaban los componentes de la 2ª Escuadrilla sobre Smara, al mando de su capitán, Celso Díaz Pérez. Un salto desde 200 metros de altura, pero con una exactitud perfecta, que hizo que el enemigo se batiese en retirada, además de la concentración de fuerzas por tierra en la cual operaba una columna francesa al mando del coronel Grall. Una vez tomada Smara, los, paracaidistas del Ejército del Aire izaban la bandera española en la Ciudad Santa de los Mai el Ainin (Smara).

Aunque no hubo que lamentar muertes en dicha operación, sí hubo varios heridos: el capitán Celso Díaz Pérez, el sargento Secundino García Feijas, el cabo 1º Enrique Haba Trillan y Antonio Moreno Ortiz, los soldados Juan Cánovas Arce, Manuel Hernández García, Julio Sáez Martín y Ramón Tovar Vergara.

Todo el esfuerzo, entrega y valor derrochado por estos valientes paracaidistas del Ejército del Aire tuvo su premio. Pocos días después, el 26 de marzo de 1958, el telegrama postal del Servicio de Transmisiones del Ejército núm. 2/225, dirigido al jefe del Escuadrón, decía esto: “felicito a Vd. y componentes de la Unidad, por el valor, entusiasmo, disciplina y alto grado de instrucción observado en las últimas. operaciones, contra las bandas rebeldes, demostrando que son dignos soldados del Ejército español” (José Héctor Vázquez, general-gobernador del Sáhara).

Creo que el mejor recuerdo a estos excepcionales soldados paracaidistas de aviación lo plasmó así este escritor: “las páginas de la Historia han llegado a una unidad de ‘élite’ entre las ‘élites’, la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas, heredera de aquellos hombres de uniforme azul, que empezaron a saltar hace ya más de cincuenta años” (Carlos Bourdon).

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019