Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Víctor de Marcos arrow Cartas de un soldado (V): viaje, estancia en Madrid y regreso

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 339
Noticias y Artículos: 980
Enlaces de interés: 94
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Cartas de un soldado (V): viaje, estancia en Madrid y regreso Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Víctor de Marcos
lunes, 08 de junio de 2009
Playa de Las Canteras.
Playa de Las Canteras. Al fondo, en la montaña, se pueden ver los cuarteles de "La Isleta".
[ampliar]
El mismo día 4 de Enero mis tres compañeros y yo, llegábamos al aeropuerto militar de Gando de Las Palmas de Gran Canaria. En un pequeño autobús somos trasladados hasta el cuartel situado en la Isleta. En la misma entrada, al suboficial de guardia, entregamos nuestro documento, y nos instala en la Compañía de Transeúntes a la espera, nos dice, de encontrarnos pasaje para la península. La Cia. de Transeúntes se componía en su mayoría de personal procedente de todas las zonas del Sahara, así como de Ifni, que componen las distintas representaciones de los cuerpos del Ejercito, y que disponen de representación en La Capitanía General de Canarias.

En estas circunstancias fue cuando conocí Canarias, y por vez primera, un 6 de Enero de 1967, día de Reyes, me bañaba con un sol radiante en la playa de Las Canteras. Durante 15 días más disfrutamos de esa playa, ya que al estar el cuartel cerca, la visitábamos a menudo. 

Nuestra labor dentro de la compañía se limitaba a la realización de vigilancia del barracón, por lo que disponíamos de mucho tiempo libre, lo que aprovechamos para realizar visitas por la ciudad, montar en la “guagua” para desplazarnos por ella, y poder disfrutar del tiempo soleado que había en esas fechas.

Una vez nos encontraron pasaje para la península, nos embarcamos en el Puerto de la Luz en un barco carguero, pequeño y sucio, de la Transmediterránea, y el 19 de Enero zarpábamos rumbo a Cádiz. El rancho era deplorable, para dormir teníamos la cubierta de la bodega, nos dieron unas mantas que hicieron las veces de colchón. Las primeras horas nos sentíamos como mareados sin estarlo. Todo el trayecto hasta la península lo pasé en la cubierta, de la punta de proa hasta la popa ,viendo el mar, esperando encontrar algún delfín, ya que según nos dijeron. solían acompañar a los buques que circulaban por la zona, pero no llegamos a ver ninguno. También en esta ocasión era la primera vez que hacia una travesía tan larga en barco. No recuerdo las horas que duró dicha travesía, pero rondó las 70 horas, ya que tres noches las pasamos en el barco. Añadiré que en Canarias se nos agregó un compañero que estaba haciendo la mili en el Sahara, y que por enfermedad marchaba a su tierra Cádiz. 

Desembarcamos en Cádiz, el compañero añadido en Canarias nos paseó por su ciudad, visitamos el puerto, la bahía, y en un bar conocido por él, comimos unos bocadillos, seguidamente nos llevo a una bodega, donde fuimos probando los distintos vinos de las barricas, a cual mejor, por lo que sin darnos cuenta agarramos una buena, que fuimos a dormirla a una pensión.

Al día siguiente, muy temprano, nos acercamos hasta la estación de RENFE. Presentamos la documentación y nos metieron en clase 3ª del tren correo con destino Madrid. Al llegar con una semana de adelanto para el comienzo del curso, reunimos todos los dineros que disponíamos entre los cuatro, lo repartimos e hicimos un pacto (extraoficialmente, claro está), nos marcharíamos cada uno por nuestra cuenta a nuestra tierra, San Sebastián, Mieres, Galicia y Bilbao, para visitar ha nuestras respectivas novias y familias, pues llevábamos casi nueve meses sin estar por casa, con la obligación de presentarnos en la Estación del Norte por la mañana, lo mas temprano posible, el día 31 de Enero, ya que el curso comenzaba el 1 de Febrero.

Una vez transcurridos los siete días, el mismo 31 de Enero nos reuníamos los cuatro en la Estación del Norte, en esta ocasión de paisano, y con la ropa militar en una bolsa de viaje. Nos acercamos hasta la calle La Victoria, pegando a la Puerta del Sol, donde nos aconsejaron una pensión para poder dejar nuestra ropa de paisano (Pensión el Cordobés). Así lo hicimos y nos cambiamos a la ropa militar, en autobús nos desplazamos hasta El Centro Operativo de la Escuela de Ingenieros del Ejercito en Campamento, muy cerca de Madrid. 

Nada mas entrar por la puerta del cuartel, comprobamos que la disciplina era completamente diferente a lo que teníamos por costumbre en IFNI, donde teníamos obligación de efectuar el saludo, incluso a los cabos 1º. 

En Madrid, mi amigo Molina y yo.
En Madrid, mi amigo Molina y yo.

En el cuartel me encuentro con un amigo, “Molina” de Bilbao, que está haciendo la mili en este, somos de la misma quinta y amigos del mismo barrio, no tendremos la oportunidad de poder estar juntos, ya que el los fines de semana que tiene libres, se marcha para Bilbao. Sólo entre semana nos veremos de vez en cuando. 

Las clases estaban divididas en dos materias, un Alférez de complemento, que había terminado la carrera de Ingeniero de Telecomunicaciones, nos daba las clases de Tecnología de Radio, y un sargento las de Morse. Con el transcurso de los días llegamos a transmitir con manipulador doble. El Alférez era nuestro jefe de estudios, por lo que siempre que teníamos algún problema acudíamos a él.

Recuerdo una anécdota ocurrida un fin de semana. Para salir del cuartel los viernes al atardecer, primero pasábamos por el pelos que nos arreglaba la cabeza, había cierto Sargento que cuando le tocaba de semana, a los de la sección de radio nos llamaba los “estudiantes”, ya que al estar rebajados de todo servicio durante la semana, por la mañana las clases, por la tarde libres, y los fines de semana siempre los teníamos libres para poder salir a Madrid, y pasar el fin de semana en la Capital, nos llegábamos hasta la pensión, nos cambiábamos a la ropa de paisano y a visitar sitios. Bueno a lo que iba, llegó cierto viernes y nos dijo que los de la sección de radio ese fin de semana no salíamos si no nos cortábamos el pelo al cero, fuimos otro compañero y yo, le comentamos a nuestro Alférez lo que pasaba, “dejadlo en mi mano nos dijo” llamó al Sargento y lo metió en su despacho, cuando al rato salio nos formó a todos los “estudiantes” y de muy mala gaita nos mando marchar, fue la ultima vez que se metió con nosotros. 

El tiempo que duró el curso, desde el 1 de Febrero al 17 de Marzo, el Alférez se portó con nosotros como lo que era: un Caballero. Siempre estaba dispuesto a ayudarnos en todo, la pena es que no recuerdo su nombre, el tiempo que estuvimos, mas parecía un centro de enseñanza que un cuartel, pero todo termina. El día 18 de marzo por la mañana nos entregan el documento pasaporte para nuestro regreso a IFNI. Salimos del cuartel, nos llegamos hasta la pensión, nos cambiamos de ropa y nuevamente el pacto, otros siete días perdidos por nuestras respectivas ciudades, día de vuelta a Madrid 26 de Marzo. En esta ocasión el viaje fue mas tranquilo, pues íbamos de paisano.

Billete de avión.
Seguro de accidentes de viaje.
Billete del vuelo Gando (Las Palmas) a Ifni y seguro de accidentes.

Transcurrida esta semana de asueto, nos encontramos de nuevo en Madrid y cogemos el tren, esta vez nos dan billete con destino a Sevilla, a la que llegamos el día 27 de mañana. En la misma estación nos indican al cuartel que tenemos que ir para que nos tramiten el pasaje para Canarias, esta vez la cosa es rápida y nos dan los papeles para el día siguiente.

Aprovechamos el día para poder realizar nuestras visitas, como no podía ser de otra manera visitamos, La Plaza de España, la Torre del Oro y la Giralda, así como otras zonas de Sevilla. 

En otro buque de la Transmediterránea, en esta ocasión tenemos mas suerte, el buque es mas moderno, aunque siga siendo un carguero sin pasaje. La salida es a las 6 de la mañana de Sevilla, por lo que al ser de noche, nos perdimos de ver toda la travesía por el Guadalquivir y la desembocadura en Sanlúcar de Barrameda. 

La llegada a Las palmas de Gran Canaria en esta ocasión es mas rápida, sólo pasaremos dos noches, por lo que calculo que tardaríamos unas 60 horas. La comida sigue siendo igual de mala y la cama la misma, la cubierta de carga sobre unas mantas para pasar la noche. Tengo pocos recuerdos de esta travesía, por lo que supongo transcurriría sin ninguna incidencia especialmente reseñable. 

Al llegar a Canarias volveremos a estar en el mismo cuartel que en Enero y la misma Cia. de Transeúntes, a la espera de nuestro traslado a IFNI vía aérea. Volveremos a visitar la playa y nuestro recorrido por Las Palmas en la guagua, en esta ocasión la espera será mas larga, deberemos de realizar servicios de vigilancia de la compañía como cabo cuartel, y muchas horas para no hacer nada, las que aprovechábamos para salir por la ciudad, los días transcurrieron placidamente y el 20 de Abril, nos darán pasaje para el vuelo de Iberia , con su correspondiente tique de Seguro de Accidentes de Vuelo, rumbo a Sidi Ifni.

Así que nuestro reencuentro con IFNI será el 20 de Abril de 1967 al atardecer... 

 

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2018