Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Noticias arrow Ifni en la prensa digital arrow Ifni, donde murió la memoria

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 373
Noticias y Artículos: 1265
Enlaces de interés: 103

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Ifni, donde murió la memoria Imprimir E-Mail
Escrito por Luis de Vega   
domingo, 28 de junio de 2009

Fuente: ABC.es

Ifni, donde murió la memoria«¿Dura mucho esto de la independencia?», le preguntó hace poco un guineano al embajador español en Malabo. Los habitantes de Sidi Ifni sufren un problema de identidad similar 40 años después de que la provincia española número 51 pasara a Marruecos.

«Soy ifneño, medio español medio marroquí», afirma con su acento gallego Mohamed El Mansuri (1950), conocido como Hamudi, marino formado en Alicante y secretario general de la Asocación Amigos de Ifni, que lucha para mantener los vínculos.

Los españoles, gracias al Tratado de Tetuán de 1860, desembarcaron en Sidi Ifni en 1934 y sobrevivieron entre 1957 y 1958 a una guerra con entre 200 y 300 muertos. Finalmente Franco y el Rey Hasán II firmaron el 4 de enero de 1969 un Tratado de retrocesión y este martes 30 de junio se cumplen 40 años de la salida definitiva.

Hoy, Sidi Ifni es un avispero subdesarrollado lejos de Rabat. La ciudad fue escenario en junio de 2008 de los más graves disturbios desde que fue devuelta. «¡Hijos de España!», llegaban a gritar los militares marroquíes que los reprimían a porrazos, cuentan varios jóvenes.

Reivindicaciones locales

Uno de los cabecillas de la revuelta fue Ibrahim Sballil, presidente del Centro Marroquí de Derechos Humanos (CMDH), que acaba de salir de prisión. «Estamos marginados y empobrecidos por la centralización del poder en Rabat». «Fuimos abandonados por los españoles y pedimos que España haga algo porque formamos parte de su historia», añade. Exigen un centro cultural en uno de los edificios que la ex metrópoli guarda, que se compense a las viudas de los excombatientes y que los descendientes de aquellos españoles de origen tengan la nacionalidad.

El Tratado de 1969 les dio un plazo de tres meses para que normalizaran su nacionalidad española. Hamidu se altera. «No pudimos pedirla porque estábamos bajo la dictadura de Franco y Hasán».

Ese tratado «es ilegal», insiste Jordi Rojo, abogado del Colegio de Cataluña que ha seguido una quincena de casos de Ifni. «Alguien nacido como español en territorio español lo es para siempre a todos los efectos». «¿Cómo se le da ese plazo de tres meses a personas que en muchos casos eran menores de edad?», se pregunta. «España no quiere problemas con Marruecos» y los expedientes «son denegados por motivos políticos».

La Ley de la Memoria Histórica abrió además en 2008 nuevas esperanzas para obtener la nacionalidad española. «Apenas me han llegado cuatro o cinco casos que están siendo estudiados», afirma José Pintor, cónsul español en Agadir. En cualquier caso, «la interpretación que se está haciendo de esta ley es muy restrictiva», opina Aurelia Álvarez, especialista de la Universidad de León.

Varios de los entrevistados recuerdan que cuando en 1969 empezaron a cambiar de documentos, las autoridades del reino alauí les iban reclamando los españoles. «Muchos se encuentran todavía en la comisaría y uno de los agentes los devuelve ahora a sus propietarios o las familias (que los reclaman para tratar de nacionalizarse españoles) a cambio de dinero», denuncia Mohamed Amazouz, del secretariado local de Sidi Ifni.

Muchos otros lograron sin embargo guardar a buen recaudo cartillas militares, DNI, partidas de nacimiento y hasta las notas del colegio. Fátima El Malek (1941), viuda e hija de militares del Grupo de Tiradores de Ifni del Ejército español, agarra esos papeles como si fueran su vida. Su padre llegó a participar en la Guerra Civil. Muestra las cartas que ha enviado a los Reyes de España, pero en las respuestas que le niegan derecho a paga o pensión.

Arbía Bent Reduan recibe al periodista sola en una covacha, paralítica y tirada en el suelo de una habitación inmunda. Su marido, fallecido en 1972, era policía en la época española, pero ella no recibe tampoco paga. Al rato aparece el único hijo que vive con ella. «Nací en 1952 con los españoles, pero me quedé en la trampa de Ifni. No soy árabe. Mire el santo que llevo al cuello», dice Yamaa en español enseñando una cruz como muestra de que reniega de ser marroquí y musulmán.

Frente a estas viudas, hay algunos ex combatientes que sí son compensados por la Pagaduría del Ministerio de Defensa. Salem Mohamed Embarc recibe 577 euros al mes y Mohamed Ramain Farachi, 566 al mes. Ambos se consideran bien correspondidos.

Numerosas personas llegan hasta el periodista cuando se enteran de que está recopilando información. Le cuentan su caso y traen numerosa documentación y la correspondencia que intercambian con autoridades españolas.

No es prioridad para Madrid

España guarda en Sidi Ifni algunas posesiones. Destaca la antigua Pagaduría, en la plaza de España -que nadie reconoce como plaza Hasán II-, casi en ruinas y con el águila del escudo preconstitucional aún erguida en la fachada. A una decena de metros, la antigua iglesia, ya sin la cruz, es hoy sede de los juzgados.

Atender las reivindicaciones locales para que alguno de esos edificios acoja a corto plazo un centro cultural para que se evite la muerte de la lengua y cultura españolas no está entre los planes del Gobierno de Madrid.

La cooperación española, volcada en el norte del reino alauí, tampoco alcanza a los ifneños. «La locomotora para que lleguen proyectos está en marcha» explica Vicente Sellés, responsable de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en Marruecos. En Ifni esperan ese tren, pero no hay vías.

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias
hrtminio  - la España amada   |25-06-2013 16:38:37
El gran problema y vergüenza nacional es que gentes humildes que fueron españoles y abandonados y dejados a su merced y olvidados estan orgullosos de ser parte de este país en cambio dese España grupos de iluminados quieren destruirlo desde dentro............
Anónimo  - Por los derechos de unos compatriotas.   |28-07-2012 20:08:17
Soy español, nací en Melilla, he vivido seis(6) años en Sidi-Ifni y he sido muy feliz en mi infancia y juventud disfrutando de mi esencia africanista. Por residir en la Peninsula no me he olvidado ni olvidaré a mis convecinos ifneños, sé que muchos se sentían españoles y lo eran por derecho, no entiendo como es posible que la Patria España, "madre" de todos nosotros no vele por sus hijos y por unos míseros céntimos no proteja a quien tanto ha dado por ella; sin embargo, a otros de diferentes lugares del norte de Marruecos, sin ningún derecho, nada más que el interés, le han regalado la ciudadanía y mucho más. Queridos amigos, un abrazo.
luis  - nolstalgia viva   |17-06-2012 14:49:32
hola a todos los que aqui aportais y plasmais vuestras impresiones, soy un hombre de 38 años que naci un año antes de la salida de españoles del sahara, por lo tanto, no conoci esas tierras como españa, y menos ifni. Pero soy tan celosos de lo que supuso para nuestra historia, que anelo y añoro con nolstalgia. El hecho de que aun los ifneños sientan como suyo el deso de ser españoles, (ya que para ellos fueron tiempos de prospero progreso) no deja de ser digno, como español y amante seguidor de nuestra etapa en africa, solo puedo decir; viva ifni, viva el sahra y viva españa, con la gracia de dios y de franco.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2020