Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Artículos digitales arrow Nuevos datos sobre Santa Cruz de la Mar Pequeña: la adelantada a Melilla en África

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 368
Noticias y Artículos: 1229
Enlaces de interés: 103

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Nuevos datos sobre Santa Cruz de la Mar Pequeña: la adelantada a Melilla en África Imprimir E-Mail
Artículos digitales
Escrito por Carlos Esquembri   
viernes, 15 de mayo de 2020

Fuente: Historias de la Melilla marinera

El domingo 20 de febrero de 2000 en el diario El Faro de Melilla vio la luz por primera vez un trabajo mio sobre historia. Trataba sobre la torre de Santa Cruz de la Mar Pequeña, primer asentamiento español en África, de ahí que lo titulara: "Santa Cruz de la Mar Pequeña: la Adelantada a Melilla en África", ya que se tenía a nuestra ciudad como primer asentamiento español en este continente.

Sobre este tema ha aparecido en el número 335 de la "Revista de Arqueología" correspondiente al mes de noviembre de este año 2010, un artículo de Luis Blanco Vázquez titulado: "LA TORRE ATLÁNTICO-SAHARIANA DE SANTA CRUZ DE LA MAR PEQUEÑA (SIGLOS XV - XIV)", en el que se aportan datos que para mi eran desconocidos sobre la estructura de la torre y su actual conservación.

El Faro de Ceuta, 20 de febrero de 2000.
El Faro de Ceuta, 20 de febrero de 2000.

Escribía en el año 2000 que la fundación de Santa Cruz era un episodio más de la pugna entre portugueses y castellanos por hacerse con el comercio del oro de Guinea. Este comercio se llevaba a cabo a través del Sahara por caravanas que unían los puertos magrabíes del Mediterraneo con Tumbuctú, en la curva del rio Niger, mercado donde se intercambiaban las mercancias venidas del Norte de África por el oro. En los puertos magrabíes este oro servía para pagar las especias orientales, tejidos y manufacturas provenientes de Europa que transportaban casi exclusivamente los buques de las repúblicas italianas y la Corona de Aragón. Los portugueses, seguidos por los castellanos, iniciaron sus exploraciones de las rutas atlánticas con el fin de alcanzar por mar los paises productores de oro del Golfo de Guinea para establecer una via directa de comercio. Mientras que se alcanzaba este objetivo, se fueron fundando factorías en la costa de la llamada Berbería de Poniente con el proposito de ir desviando el comercio desde los puertos mediterráneos a estas factorías. Santa Cruz sería uno de estos puestos comerciales. La zona donde estaba enclavada dicha torre era visitada desde principios del siglo XV por andaluces y canarios para pescar, comerciar y capturar esclavos. Juan II de Castilla cedió al Duque de Medina Sidonia los derechos sobre estas tierras y pesquerías que fueron objeto de disputas con Portugal hasta la firma del Tratado de Alcaçobas en 1479.

Santa Cruz se fundó por primera vez en 1476 a iniciativa de Diego de Herrera, uno de los conquistadores de las Canarias. Estaba localizada en una ensenada conocida en esa época por los españoles como Mar Pequeña y actualmente como Puerto Cansado. Para los marroquíes se denomima Bahía de Najla y está dentro del Parque Nacional de Khenifiss, según recoge en su artículo Blanco Vázquez.

Esta primera torre desapareció en 1485, aunque para ese año ya funcionaba otra factoría llamada San Bartolomé en Cabo Juby. Tras la firma del Tratado de Tordesillas en 1494, los Reyes Católicos reactivan la política africana y en 1495 dan órdenes a Alonso Fajardo, gobernador de Canarias, de reedificar la torre de Santa Cruz. Diego de Cabrera, enviado de Fajardo, viaja a la costa africana para entablar negociaciones con los jeques locales de cara a obtener facilidades al establecimiento español. En agosto de 1496, tras la aceptación de los jeques a convertirse en vasallos de Castilla, parte hacia Mar Pequeña una flotilla de cinco buques con materiales de construcción, albañiles y una escolta de soldados, iniciándose las obras que se terminarán en noviembre de ese mismo año.

Mapa de ubicación de Santa Cruz de la Mar Pequeña (por Carlos Jesús Esquembri)
Mapa de ubicación de Santa Cruz de la Mar Pequeña (por Carlos Jesús Esquembri)

Según Blanco Vázquez, que muestra en su artículo fotos de los restos de la torre, esta tendría planta cuadrada con ocho metros de lado y varios pisos. En el superior existían troneras y la terraza estaría defendida por un muro almenado. Sus funciones serían las de defensa y atalaya. Almacenes y tiendas montadas por los comerciantes ocasionales completarían el conjunto que estaría rodeado por un muro. En el Derrotero nº 4 publicado por el Instituto Hidrográfico de la Marina, edición de 1975, leemos que todavía se podían ver en el interior de la ensenada de Puerto Cansado los restos de una torre y una muralla. Blanco Vázquez, por su parte, advierte del peligro de que las arenas del desierto terminen sepultando dichos restos.

En junio de 1497 los Reyes Católicos ponen bajo su salvaguarda a todos los comerciantes magrebíes y saharauis que acudieran a la factoría, salvaguarda que se extendía a los que pagaran parias que no podrían ser atacados y capturados como esclavos.

El volumen de negocios que se contrataba en la torre de Santa Cruz dejaban a la Hacienda Real unos cien mil maravedíes al año. Esto llevó a plantearse una mayor implatación española en la zona.

En febrero de 1499, cinco tribus que habitaban el valle del río Draa: Tagaos, Tagamarte, Ufran, Tamanarte y Aulajamar, que los castellanos englobaban en un reino llamado Bú-Tata, se declararon vasallos de los Reyes Católicos y al año siguiente se decide la construcción de nuevas fortalezas en cabo Bojador, la desembocadura del río Asaka y cabo Nun, (desembocadura del Draa) pero el proyecto no fructifica.

Carabela latina.
Carabela latina.

Santa Cruz es tomada por las tropas de los Jerifes Saaditas en 1524 y el resto de los asentamientos y factorias españolas son paulatinamente abandonados de forma que a finales del siglo XVI no queda ninguna.

No por ello se perdió el interés por esa costa y el caladero pesquero sahariano. En el Tratado de Tetuán de 26 de abril de 1860 que puso fin a la guerra con Marruecos de 1859-60, se estableció en virtud de su artículo octavo que: "S.M. Marroquí se obliga a conceder a perpetuidad a S.M. Católica en la costa del Océano junto a Santa Cruz la pequeña el territorio suficiente para la formación de un establecimiento de pesquerías como el que España tuvo allí antiguamente".

Quedaba concretar el lugar donde estuvo Santa Cruz de Mar Pequeña ya que con el paso del tiempo se había perdido la ubicación de su emplazamiento. Pero España tuvo que centrarse en problemas internos y no es hasta el año 1878 cuando una comisión hispano-marroquí embarcó en el buque Blasco de Garay para determinar la situación de Santa Cruz. Finalmente se decide aceptar como emplazamiento de la torre la ensenada de Sidi Ifni, decisión tomada más por motivos políticos que históricos. Los derechos españoles sobre este territorio fueron ratificados en la Conferencia de Algeciras y en el tratado hispano-francés de 1912, aunque Sidi Ifni no fue ocupado hasta 1934.

En cuanto al territorio donde realmente estuvo ubicada la torre de Santa cruz fue ocupado por España a principios del siglo XX a iniciativa del coronel Bens y pasó a formar parte del llamado territorio de Cabo Juby o Tarfaya, que constituía la zona sur del Protectorado Marroquí y limitaba en el paralelo 27º 40´norte con el llamado Sahara Español. Tarfaya se entregó a Marruecos en 1958 tras la guerra de Sidi Ifni.

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2020