Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Artículos digitales arrow La guerra olvidada del Ifni

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 2 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 320
Noticias y Artículos: 850
Enlaces de interés: 97
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

La guerra olvidada del Ifni Imprimir E-Mail
Artículos digitales
Escrito por Vicente Pedro Colomar Cerrada   
domingo, 12 de abril de 2009

Fuente: Asturias Liberal

Vicente Pedro Colomar Cerrada Terminada la Guerra de África (1859-60), por el “Tratado de Wad-Ras” se especificaba en una de sus cláusulas “la concesión a perpetuidad en Santa Cruz de Mar Pequeña de un territorio suficiente para formar un establecimiento de pesquerías”. Territorio ocupado en 1.477 por D. Diego García de Hierro y abandonado por los españoles en 1524.

Al no saber con exactitud el lugar donde se ubicaba aquella primera factoría fueron pasando los años entre cruce de protestas en los Gobiernos español y marroquí hasta que en 1932 el comandante español Cañizares intentó su ocupación sin conseguirlo y fue a primeros de abril de 1934 cuando el coronel Capaz al frente de los tabores de Gomara lo ocupó definitivamente. Ese mismo año las tribus notables saharauis, territorio costero ocupado por España en 1884, firmaron un acuerdo amistoso con España y dio lugar a lo que se conocía como “El Sahara español” que incluía a Ifni.

El 7 de abril de 1956 España concedía la independencia a Marruecos de su zona de Protectorado. En dicha independencia no estaban incluidas y por lo tanto continuaban perteneciendo a España las plazas de soberanía de Ceuta y de Melilla, el Sahara e Ifni, y las plazas menores como Peñón de Alhucemas, Peñón de Vélez de la Gomera, islas Chafarinas, entre otros.

En el mes de junio de 1954 se celebró en Madrid una reunión conjunta a la que asistieron dirigentes del Frente de Liberación de Argelia y otros del partido marroquí del Istiqlal en relación a sus pretensiones independentistas y al finalizar las reuniones Abd al Kabir al Fasi, delegado del partido independentista marroquí, hizo unas declaraciones que fueron recogidas por el diario “Madrid” con fecha 28 de julio de 1954 en el que decía: “Tenemos con España lazos de sangre. Nuestros intereses son paralelos. Si el pueblo marroquí aportó a España una ayuda leal y eficaz durante la guerra suya, por su parte España se ha puesto deliberadamente al lado de Marruecos en su lucha por la independencia y por el regreso de Muhammad V. Los marroquíes lo reconocemos y lo proclamamos”.

Años después este sujeto al frente del partido del “Istiqlal” fue uno de los que fomentó la agresión a Ifni y Sahara y las reivindicaciones de Ceuta y Melilla y uno de los autores del mapa del “Gran Marruecos”que lo integraban Ceuta, Melilla, Islas Canarias, Ifni, Sahara, Mauritania, una zona de Malí y un trozo de Senegal. En la visita que Muhammad V realizó a Tetuán en septiembre de 1957 aparecían colocados en las instituciones y pegados las puertas de los “jeep”del Ejercito de Liberación los citados mapas. Durante ese viaje el profesor Al-lal al Fasi, máximo dirigente del “Istiqlal”, pronunció un discurso en Taza, próxima a las montañas del Rif, en el que reivindicó “el Sahara y los territorios a su Norte situados hasta el Estrecho”.

Los acontecimientos que se desarrollaron en Ifni y Sahara no se pueden considerar como “problemas creados por los nativos de la región”. Hay que recordar que cuando en 1934 los españoles ocuparon Ifni se encontraron con un territorio inhóspito donde no había absolutamente nada, salvo cuatro casas que daban forma a unas pequeñas y muy pobres poblaciones. Con el paso de los años se levantaron una serie de villas como la de Sidi Ifni, villa moderna cubierta de los más elementales servicios que requería una civilización avanzada, civilización que también se llevó a Villa Cisneros, Aaiún, Villa Bens, la Agüera, entre otros. Los indígenas de Ifni y del Sahara español no sintieron jamás sobre sí el peso de una acción colonialista porque jamás existió. Los problemas que afectaron a Ifni llegaron de Marruecos y más lejos aún. África en general había sido elegida por la “Tercera Sección de la Kominforn”, en su doble vertiente de agitación y propaganda, como “tercer frente” de la lucha comunista por alcanzar el dominio total del mundo occidental. Con ocasión del XX Congreso del Partido Comunista el dirigente Nikita Kruschev dijo: “La época en la que vivimos actualmente será conocida por la Historia como la época del derrumbamiento de los imperios coloniales”.

Los acontecimientos que se desarrollaron en Ifni tuvieron su inicio por parte del partido del “Istiqlal” y del Ejército de Liberación en 1956, siguiendo las orientaciones de la sección de “Asuntos Norteafricanos de la Kominform” que les inducía a mantener una permanente situación de agitación y propaganda en una zona que era de soberanía española. Días antes de fuese atacada la posición de Tiliuin aparecieron pasquines por el poblado que decía: “Anuncio: ¡Hermanos! ¡Viva Marruecos libre e independiente! ¡Vivan las pistolas! ¡Viva el terrorismo! Tened cuidado con el colonialismo y su política en el país, pues la paz no se logrará si no se ve libre el país del colonialismo. ¡Hermanos! ¡No aceptéis las tarjetas de identidad, ni los pasaportes de ninguna clase política colonialista! Los traidores han de morir a tiros, tarde ó temprano. ¡Abajo el colonialismo! ¡Abajo los traidores! ¡Vivan las pistolas! ¡Viva el terrorismo! También fueron enviados unos escritos anónimos a varios españoles que pertenecían a la guarnición de Ifni que decía: “Aviso del Ejercito de Liberación: Hoy os participamos, para vuestro conocimiento, que el mejor de vosotros morirá por pistola en su cama cuando se halle durmiendo y que será breve. Los del Ejército de Liberación son hombres luchadores. Te participamos, para que lo tengas en cuenta, que es preciso que abandones este pueblo a voluntad o contra tu voluntad. Puedes hacer lo que quieras y traer lo que desees. Nosotros haremos lo mismo”.

Se puede decir con certeza que la agresión que sufrió Ifni fue preparada desde Marruecos y con la aceptación de su Gobierno, en aquellas fechas controlado por el partido del “Istiqlal”que dominaba el “Movimiento de Resistencia” donde se encontraban infiltrados destacados agentes de la URSS y cuyo instrumento activo era el Ejercito de Liberación del Norte ó del Sur. Este último tenía su cuartel general en Gulimín, próximo a la frontera de Ifni, zona de soberanía española. El mando de este Ejército sureño lo ejercía Ben Hamú, un antiguo sargento del Ejército francés que tenía como lugartenientes a Drís Ben Buker, un antiguo chofer de Casablanca, y a otro marroquí originario de Marrakech llamado Al-lal.

A primeros de junio de 1957 fue nombrado Gobernador General del AOE el general Gómez-Zamalloa y llegó a Ifni el día 23 del citado mes. En agosto de ese mismo año desde territorio marroquí fue tiroteado un equipo de Transmisiones cuando se dedicaba a reparar una línea telefónica. Ese mismo mes una compañía de la II Bandera de la Agrupación  de Tropas Paracaidistas del Ejército de Tierra  también fue tiroteada, pero repelió la agresión y le ocasionó cuatro muertos al enemigo. A finales de septiembre de ese mismo año una partida de 60 ó 70 marroquíes se internó hasta el zoco de Tiliuín arrió la bandera española e izó la marroquí. Fue rechazada cambiando de nuevo la bandera. A principios de octubre se recibieron confidencias de que un grupo armado del Ejército de Liberación ocupaba la antigua posición francesa de Taguneza. Salió un tabor de Tiradores de Ifni y puso al grupo en franca huida. España no cejaba de enviar protestas oficiales al Gobierno de Rabat, pero siempre eran respondidas con la misma retahíla de que se trataba de “bandas incontroladas” y que se no se podía hacer nada.

El 22 de noviembre llegaron noticias al Mando español que en la frontera con Marruecos el Ejército de Liberación, que disponía en un principio de 5.000 hombres, repartía armamento a campesinos marroquíes, obligando a adoptar con toda urgencia medidas excepcionales de seguridad. En la madrugada del 23 de noviembre se empezaron a recibir noticias en Sidi Ifni del ataque a los puestos del interior como Tiliuín, Tamucha, Tenín, Tabelcut, Tiugsá, El Mesi y otros, quedando la mayoría de ellos incomunicados. Fueron muy pocos los puestos que en un principio cayeron en poder del enemigo, Tabelcut, Bifurna, Hameidut y otros pequeños. A las 7h. de ese mismo día un grupo armado atacó por sorpresa el Depósito de Artillería situado en el límite Sur de la capital del territorio, ocasionando la muerte de un soldado artillero y varios heridos, pero la compañía local del Grupo de Policía repelió la acción y dio muerte a dos asaltantes. A la vez otros grupos atacaron por el Norte y por el Sur del aeropuerto obligando al Grupo de Tiradores de Ifni a tomar las posiciones adecuadas para rechazar al enemigo en todos los frentes haciéndole huir en desbandada y logrando tomar 11 prisioneros.

Una vez que se había evitado la ocupación de la capital y montando con el Grupo de Policía  una línea defensiva en un radio de 10 kilómetros, había que llevar a cabo la liberación de los puestos del interior que se encontraban cercados, teniendo presente que una decisión prematura podría dejar desguarnecida la villa de Sidi Ifni, por lo que lo más lógico era esperar la llegada de refuerzos procedentes de la Península. Ello obligó a establecer una operación de abastecimiento a través de los aviones “Junker”, que serviría para aprovisionar a dichas posiciones de los elementos imprescindibles para una dilatada defensa. Sería muy prolijo referirnos a la cantidad de comportamientos heroicos que se desarrollaron por parte de las menguadas guarniciones que defendían las posiciones cercadas, teniendo que soportar ataques continuados de un enemigo muy superior y muy bien armado. Llegaron en esos días dos Batallones de Infantería, una compañía de Paracaidistas y una compañía de La Legión, que fueron desplegadas en todo el cinturón de defensa de Sidi Ifni a la vez que las tropas indígenas iniciaban la penetración hacia las posiciones sitiadas.

Continuaron llegando tropas de la Península y en una acción combinada de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire se fue limpiando de grupos subversivos perfectamente organizados, uniformados y armados, que formaban “los talasen”(secciones de treinta hombres) dentro de “las ferkas” (compañías de cien hombres, llamadas “mías” en el Rif) integradas en el Ejército de Liberación. Las operaciones “Gento”, “Diana”, “Siroco”, “Pegaso”, entro otras, llevados a cabo por el Ejército español consiguieron la paz sobre finales de febrero de 1958. De nuevo el Ejército español tuvo que dejar la impronta de honra y de lealtad a la Patria en una guerra sin cuartel contra un Ejército de Liberación, patrocinado y sustentado de forma innoble por Marruecos, que pretendía ocupar unas tierras de plena soberanía española.

Por un Decreto de la Presidencia del Gobierno español de fecha 10 de marzo de 1958 se separa Ifni del Sahara y se convierten ambos territorios en provincias españolas. El 14 de enero de 1969 se firmó el “Acuerdo de Fez” por el cual España ponía fin a su soberanía sobre Ifni en beneficio de Marruecos. La entrega fue firmada por parte española por D. José Vega Rodríguez, Gobernador General, y por parte marroquí por el general Oufkhir, Ministro del Interior del Reino alauita.

Dejando correr el tiempo y pasando por encima de los acontecimientos del Sahara, alcanzamos los trágicos sucesos del 11 de marzo de 2004. Desde la llegada al poder del Partido Popular y de que José María Aznar consiguiese la Presidencia del Gobierno, la postura de España con respecto a las intenciones imperialistas de Marruecos a la ocupación total del Sahara fueron inamovibles, seguir los dictámenes de la Unión Europea, sin más. Ello llevó al país alauita a tal estado de irascibilidad que lo plasmó en comportamientos contrarios a los intereses de España relacionados con la pesca, la agricultura y otros. A tal extremo llegó su enconó que llevó al Gobierno marroquí a la retirada del Embajador con alguna que otra amenaza.

Pasó el tiempo y se produjo el incidente de Perejil (Laila), la respuesta del Ejército español fue contundente y sirvió para advertir a Marruecos sobre las intenciones que tuviere con respecto a Ceuta y Melilla. Y en la reacción del contrario falló el Gobierno español. No supo advertir de que el moro en general pero sobre todo el rifeño es sumamente orgulloso y no deja jamás la humillación sin respuesta. Ninguna de las ofensas que se le haga lo siente tan a lo vivo como la que afecte a su vanidad y el autor se convierte en un irreconciliable enemigo. El suceso de Perejil fue para el pueblo marroquí una humillación y había que esperar la respuesta. Aunque su comportamiento de principio fue tan desleal e innoble con España que esta se vio obligada a reaccionar. Ocurrido el acto terrorista habría que hacerse una serie de preguntas. ¿Cómo se explica que el grupo que realizó el atentado estuviese formado en la mayoría por marroquíes nacidos en Tánger, Tetuán, Nador y otros lugares de Rif? ¿Por qué no fueron en su mayoría afganos, o palestinos, o iraníes ó iraquíes? ¡Qué casualidad que fueron marroquíes! ¿Quién los eliminó en el piso que voló por los aires? ¿Fueron engañados, allí llevados y uno de ellos con las órdenes recibidas hizo explosionar una carga? ¿De quién recibieron órdenes para actuar? ¿Por qué el interés de uno de los  marroquíes detenido por su implicación en el atentado al preguntar si el PP había perdido las elecciones? ¿Qué sabía él de este contubernio? ¿Cómo es posible que la policía secreta marroquí, que conoce pelos y señales de del más pequeño de los marroquíes que viven en España, no tuviese conocimiento del atentado que pretendían hacer unos compatriotas y lo pusiese en conocimiento de la policía española? ¿Y si lo sabía la policía secreta marroquí como es posible que no lo supiera la policía secreta francesa? ¿Era mejor no darse por enterado y dejar correr los acontecimientos para humillar a España que en esas fechas era reconocida y considerada por todas las naciones europeas y eso no lo podían aceptar “las más notables”? ¿Connivencia de algunos españoles por intereses partidistas ó personales?

Para la organización y ayuda en la ejecución del atentado había en España un grupo terrorista que tenía mucha experiencia en asesinar compatriotas y se podía contar con ella… No es necesario seguir más, simplemente finalizar recordado aquellas palabras de José María Aznar de que los “proyectistas” del atentado no se encuentran “en países lejanos o en altas montañas”, más ó menos. ¿Qué amenazas pudo recibir aquél Director General o Ministro que al terminar una visita a Marruecos recién llegado el Partido Socialista al poder dijo aquello “de que era mejor llevarse bién con este país para evitar un segundo 11m? Somos muchos los españoles nacidos en aquellas tierras y que conocemos perfectamente a los moros por los muchos años pasados con ellos los que pesarosos y dubitativos no cesamos de mirar al otro lado del Estrecho…. La Historia descubrirá y juzgará.

Acerca del autor

Vicente Pedro Colomar Cerrada pasó su niñez y juventud en las Minas del Rif (Marruecos). Repatriado a España por el Consulado de Nador en 1964. Estudió como becario de la Compañía minera Bachiller Superior en el Colegio de la Salle en Melilla y Facultativo de Minas en Cartagena. Hoy en situación de jubilado.

 

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2017