Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Manuel Jorques Ortiz arrow El soldado-médico

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 373
Noticias y Artículos: 1265
Enlaces de interés: 103

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

El soldado-médico Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Manuel Jorques Ortiz
miércoles, 06 de enero de 2010
Índice del Artículo
El soldado-médico
La llegada
La Jura de Bandera
Las posiciones defensivas
Agudizando el ingenio
De oposiciones en Madrid
De regreso en Ifni
Motín en el monte Buyarifen
Un "regalo" de última hora
Por fin "La Licencia"

Un "regalo" de última hora

Le damos un vistazo a la libreta de ahorro que abrió en el Banco Exterior de España, oficina de Sidi Ifni, de la que se deduce que tuvo una desahogada economía durante la mili. Me hace observar Victoriano la relación de los reintegros con fechas previas a la Jura, las subidas y bajadas a la montaña, la venida a la Península para las “oposiciones” -5.000 pesetas- en Octubre de 1.961, y la preparación de la licencia que para él significó una prolongación de las “putadas” hasta entonces recibidas.

Dice el Dr. Gracia: muy alegremente habíamos vivido Eduardo y yo con el viaje a la Península, que ya he narrado, pero no contábamos con que las circunstancias habían cambiado con la llegada del Teniente General D. Ramón Gotarrodona Prats al mando de la Capitanía General de Canarias.

De este personaje –continua diciendo Victoriano- ya refiere algunas peculiaridades Susarte en sus Memorias que tú amplias –en las tuyas- con muy jugosos datos sobre su condición sexual y de cómo se las gastaba, en sus “manías persecutorias”, en especial con los médicos.

Una hoja de su libreta de ahorro en el Exterior de Sidi Ifni.
Una hoja de su libreta de ahorro en el Exterior de Sidi Ifni.

Pues bien, el día uno de Julio se anunció en el Grupo que nuestra quinta la licenciaban, el cuatro se hizo una fiesta de despedida al soldado veterano y se dijo que el día seis empezarían a salir las expediciones para devolvernos a nuestras casas.

Me fui a la oficina del Banco Exterior para saldar la cuenta -1.500 pesetas-. La alegría no podía ser mayor, pero… Sí, había un pero. Nos llamaron de la oficina del Mayor a mi compañero de “correrías opositoras” y a mí para notificarnos que había llegado orden de la Capitanía General posponiendo nuestro licenciamiento con nuestra quinta porque teníamos que recuperar el tiempo que estuvimos fuera de Ifni con motivo de los “exámenes”. ¡Ahí es nada la putada!

 

Alborozo de los soldados el día del licenciamiento.
Alborozo de los soldados el día del licenciamiento.

Tuvimos que ver a nuestros amigos y compañeros de las Cajas de Murcia y Valencia como embarcaban en el “Romeo”, tras varias intentonas –el océano estaba muy embravecido- y nos quedamos en Sidi Ifni, como parias, ya que nuestros destinos habían sido ocupados por los reclutas que ya soldados nos reemplazaban. Y en ese estado vegetativo permanecimos cerca de un mes, el periodo de tiempo más largo, más inútil y más pesado de todo el servicio militar.


 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2020