Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Ángel Ruiz García arrow Mi regreso a Tiugsa-Tagraga

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 2 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 346
Noticias y Artículos: 1078
Enlaces de interés: 97
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Mi regreso a Tiugsa-Tagraga Imprimir E-Mail
Ángel Ruiz García
Escrito por Ángel Ruiz García   
jueves, 31 de marzo de 2011
En el Grupo de Tiradores.
En el Grupo de Tiradores en 1957.

En el mes de Diciembre de 1.957 formé parte de la Columna que, desde Sidi Ifni, libertó a los puestos cercados por el Ejército de Liberación de Marruecos. Entonces yo era cabo de Tiradores de Ifni, II Tabor, 8ª compañía y había llegado a aquel territorio en marzo para cumplir el servicio militar obligatorio.

Aquella marcha a pie, subiendo y bajando montañas, siempre acosados por el fuego enemigo que nos causaba muchas bajas, y el regreso con los compañeros rescatados en una caravana en la que también había mujeres y niños, aquella tensión que te causaba no saber si te iba a ocurrir algo grave, la falta de comida y de bebida, todo aquello (uno cinco o seis días entre ida y vuelta) nunca lo pude olvidar. 

Hoy 15 de Marzo de 2.011 cuando han transcurrido más de cincuenta años he vuelto a realizar el mismo trayecto, comprobando que la orografía no ha variado y que incluso la climatología ha sido casi la misma que entonces: ha llovido torrencialmente. 

Un grupo de Amigos de Ifni que nos reunimos habitualmente en Valencia, planeamos efectuar un viaje a aquel querido territorio, contando con la colaboración y guía del nativo Hogde Ben Ouhamou, hijo de policía de la Mixta y desde hace muchos años industrial horchatero levantino y allí nos desplazamos el día 12 de marzo once personas (tres de ellas procedían de Canarias), dándose la sorpresa de encontrarnos con diez compañeros de la Asociación de Veteranos de Cataluña con los que pudimos confraternizar. 

En la actualidad.
En la actualidad.

Como mi más íntimo deseo era volver a recorrer aquel camino entre Sidi Ifni y Tagragra, aunque fuera en sentido inverso, intentaré hacer un relato lo más claro y corto posible, si las lagrimas que nublan mis ojos me lo permiten.

Nos hemos hospedado en un nuevo hotel llamado “SAFA”, situado cerca del Hospital, y sobre las 6,30 de ese día 15 me he levantado; toda la noche ha estado lloviendo y en estos momentos cae un verdadero diluvio, que no me hace desistir del proyectado viaje, aunque antes tenemos que visitar la cabila del amigo Ameu en donde van a prepararnos una comida típica bereber para lo que éste, en unión de Ben se han desplazado a Tizniz y Mesti donde han adquirido las carnes y todo el arreglo para la comida. 

Todos los compañeros han decidido (como homenaje hacia mi) que nos desviemos en el trayecto para tomar una muy mala carretera que conduce a Tagragra y todo ello bajo una lluvia que no cesa ni un instante; y de esa forma llegamos a esa ciudad que en aquellas fechas de 1.957 era nuestra. ¡Qué pena tan grande ver aquellas ruinas de nuestro cuartel! Y para colmo, como si el cielo se uniera a nuestro pesar, la lluvia ha arreciado y se ha convertido en granizo, por lo que hemos tenido que refugiarnos en el local de una barbería. 

Ruinas el puesto de Tagragra.
Ruinas del puesto de Tagragra.

Para quienes no conozcan Ifni y sobre todo su interior les puede parecer raro que en pleno mes de marzo pudiera hacer tanto frio, pero el clima de este territorio tiene estas cosas. En la barbería nos atendieron muy amablemente, tanto que el peluquero quería proporcionarle una manta a mi esposa que estaba tiritando.

Esa buena persona nos ha advertido de que debíamos marcharnos lo más rápido posible del lugar por el peligro que entrañaba el posible desbordamiento de algunos arroyos y la fragilidad de los puentes por los que nuestros vehículos tenían que cruzarlos. En esa conversación no he podido aguantarme y le he explicado, a nuestro anfitrión musulmán, que en el mes de Diciembre de 1.957 yo salí de esta ciudad de Tagragra cuando ardía en llamas nuestra fortaleza y hoy voy a dejarla no con fuego sino con tanta agua que me parece que, cincuenta y tres años después, he vuelto para apagar definitivamente aquel fuego producido por una guerra cruel provocada por nuestros mandos militares. 

Nuestra provincia de Ifni ahora lo es de Sidi-Ifni en árabe y francés.
Nuestra provincia de Ifni ahora lo es de Sidi-Ifni en árabe y francés.
El grupo Valenciano en el "Café Churrería Canarias" de Sidi Ifni. De izquierda a derecha: Richy Ouhamou, Ángel Ruiz, Sra. de Ángel Ruiz, Ben Ouhamou, Sebastián Bish, Abdeslam Takhi, Jesús Huguet y Ahmed Chakir.
El grupo Valenciano en el "Café Churrería Canarias" de Sidi Ifni. De izquierda a derecha: Richy Ouhamou, Ángel Ruiz, Sra. de Ángel Ruiz, Ben Ouhamou, Sebastián Bish, Abdeslam Takhi, Jesús Huguet y Ahmed Chakir.

Mis reflexiones me llevaban al hecho insólito de estar hoy reunido con este grupo de amigos y de mi esposa, para compararla con aquella otra situación que viví hace más de medio siglo, y la emoción me ha embargado hasta hacerme llorar como un niño y es que. son recuerdos muy tristes y duros para los que vivimos aquellos días. Han bastado unos pocos minutos resguardados en la pequeña barbería, rodeados de los utensilios propios del oficio, para retrotraerme a las acciones bélicas en las que me vi metido.

Como la lluvia no cesaba y las calles del pueblo estaban casi intransitables, siguiendo el consejo del barbero decimos emprender la marcha y para llegar a los coches no hubo más remedio que meternos en el agua hasta media pierna las ocho personas que componíamos la expedición. El regreso a Sidi Ifni no ha sido nada fácil ya que cada uno de los cinco puentes que tuvimos que pasar presentaba un aspecto tan peligroso que todas las precauciones eran pocas para no ser arrastrados por las aguas. 

Al llegar a Sidi-Ifni, el amigo Ben, que tiene casa en la ciudad, nos ha invitado a un té y, rebajada la tensión que me ha producido el cumulo de recuerdos de las vivencias de mi juventud como soldado de Tiradores, podemos hablar sosegadamente con gente de Ifni de mil cosas diferentes. 

Durante mi servicio militar tuve pocas ocasiones de visitar la ciudad de Sidi Ifni ya que tras el duro Campamento estuve destacado en diversas posiciones de montaña y a partir del inicio “en serio” de la guerra mi vida transcurrió en un eterno torbellino de tiros y marchas cuyos únicos momento de reposo se destinaban a cavar trincheras en las posiciones defensivas. En consecuencia puedo hacer pocas comparaciones entre lo que fue antes y es ahora; no obstante encuentro un gran contraste entre la parte antigua de la población y zonas nuevas bien urbanizadas, aunque da mucha pena comprobar que nuestro campo de aviación actualmente es una vasta explanada sin ninguna utilidad apreciable. 

La conversación con Ben se centra, una vez más, en su niñez y en el respeto que tiene para su anciano padre, policía leal a España que se mantuvo en su puesto en la 3ª compañía de especialidades en su calidad de pintor.

De azul, el padre de Ben antiguo policía de la Mixta, que tiene casi 100 años de edad.
De azul, el padre de Ben antiguo policía de la Mixta, que tiene casi 100 años de edad.
La Mixta, desde la playa de Sidi-Ifni. Año 1.960.
La Mixta, desde la playa de Sidi-Ifni. Año 1.960.
El “pintor” de la Mixta, en el año 1.960.
El “pintor” de la Mixta, en el año 1.960.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias
marouane  - el de azul de la foto   |10-04-2011 14:48:17
la informacion era mala el del azul no es el padre de ben,es mi abuelo chakir mohamed.gracias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019