Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Ángel Ruiz García arrow Otros recuerdos de la mili en Tiradores de Ifni

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 8 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 347
Noticias y Artículos: 1119
Enlaces de interés: 98
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Otros recuerdos de la mili en Tiradores de Ifni Imprimir E-Mail
Ángel Ruiz García
Escrito por Ángel Ruiz García   
lunes, 16 de mayo de 2011
Ángel y su esposa ante el faro de Sidi-Ifni
Ángel y su esposa ante el faro de Sidi-Ifni.

Yo no tengo ni idea de lo que es un ordenador, pero posiblemente dentro de la cabeza debo de tener eso que llaman “disco duro” que tras mi viaje a Ifni, en Marzo de este año, y tras visitar las ruinas del fuerte de Tagragra y la ciudad, se me han abierto los recuerdos como si de un rio imposible de contener se tratara; fluyen con tal caudal y nitidez que me transportan a aquellos años de 1.957-58 cuando yo era joven y España se encontraba metido en una guerra con Marruecos.

Tras nuestra Jura de Bandera en el mes de mayo de 1.957, la primera salida que hizo mi Compañía (la 8ª del II Tabor) fue precisamente hasta el Destacamento de Tagragra, en el mes de agosto de aquel año. Pese a que no había comenzado la guerra de forma oficial, todos los días y todas las noches sufríamos ataques de los moros, consistentes en disparos aislados o ráfagas de metralleta que obligaban a doblar los puestos de vigilancia y permanecer en constante alerta y tensión nerviosa.

Tres de los hijos del sargento Marrero en las inmediaciones del fuerte de Tiugsá-Tagragra.
Tres de los hijos del sargento Marrero en las inmediaciones del fuerte de Tiugsá-Tagragra.

El Destacamento o fuerte de Tagragra era bastante grande, casi cuadrado, con una puerta central; a cada lado del edificio existían dos torres cuadradas, todo muy conforme a la estructura de los edificios del territorio.

Llamaba mucho la atención un gran árbol (un argán) existente al lado derecho de la puerta de entrada al Destacamento. Digo que llamaba la atención pues por aquellos parajes había muy poco arbolado y este ejemplar debía tener muchos años. Yo, en mi tierra manchega, nunca había visto nada igual, y me admiró todo lo que sobre el mismo me contó en aquellos días un compañero nativo con el que ya había hecho alguna amistad. 

Estuvimos allí durante un mes y fue bastante duro por las cosas que iban ocurriendo. Nuestros mandos nos enviaban, por Secciones o Pelotones, a registras las cabilas por las noches, ante la sospecha de que se podían guardar armas para agredirnos o existían concentración de enemigos. Por el día ya estábamos todos los soldados pendientes de lo que pudiera pasar en el puesto de guardia, una habitación a la derecha, según se entraba en el fuerte, donde a los detenidos como sospechosos la noche anterior se les castigaba para que “cantaran”. Concretamente: Si no declaraban aquello que nuestros jefes creía que sabían los prisioneros, los mandos nos obligaban a los soldados a que con un vergajo le diéramos los golpes que nos mandaban, y mucho ojo con pegar flojo ya que entonces el jefe te quitaba la verga y te pegaba a ti, a la vez que te gritaba ¡así es como hay que pegar! ¡y no como tu pegas! Por lo tanto no era de extrañar que aquellos pobres moros resultaran heridos y quién sabe si alguno moriría como consecuencia de las palizas que allí se daban. Lo que sí puedo asegurar es que a los nativos maltratados y lesionados los arrastrábamos fuera del recinto militar para que fueran recogidos por sus familiares. 

Poblado de Tiugsa.
Poblado de Tiugsa. (Foto: Hernández Gil)

Aquel fuerte de Tiugsá-Tagragra era de lo mejor que tenía España en Ifni, y contaba con un pozo de agua muy profundo con una galería a la que en las horas de más calor nos metíamos algunos soldados porque se estaba muy fresquito. Nos deslizábamos por una zanja amplia en la que podía tener cabida una vaca e incluso un camello, y había una gran cuerda, con su carrucha, con la que se subía el agua a cubos y con el esfuerzo de arrastre que hacían aquellos animales. 

Las cosas han cambiado mucho ya que cuando liberamos aquel puesto se le metieron unas cargas explosivas y se destruyó por completo. Actualmente pude comprobar que en el solar van a edificar una gran Mezquita (según me dijeron), obra que ya está algo adelantada. La ciudad de Tagragra es actualmente muy importante, a su estilo y costumbres de allí, pues todos los jueves celebran un gran mercado (zoco) que parece ser el mayor de toda aquella comarca, en el que hay gran feria de venta de animales, sobre todo de camellos, lo que hace que el dinero se “mueva” en aquellos lugares. Si la salud me lo permite no desisto en hacer un nuevo viaje a Ifni para visitar ese zoco pues no quiero quedarme con las ganas de verlo. 

Ese viaje del mes de marzo me ha destapado tantos recuerdos que yo mismo estoy asombrado, y me viene a la memoria (al hilo de lo que voy contando) como se repite la historia: Resulta que el año 1.232 el Rey Jaime I de Aragón conquisto el reino y ciudad de Valencia y lo primero que hizo es mandar destruir todas las mezquitas y en los solares se edificaron las grandes iglesias que tenemos en la capital, y cuando en 1.957 nosotros, los españoles, destruimos el fuerte de Tagragra que era el signo del dominio que teníamos en esas tierras y donde se practicaba la religión católica, los nativos están construyendo esa gran mezquita. 

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias
berta chaparro  - sidi ifni   |03-02-2012 12:39:54
hola a todos, yo tambien estuve en Ifni, desde los 9 años hasta los 16 aprox. Mi padre pertenecio
a Tiradores num. 5. Fueron unos años muy bonitos. Recuerdo la Plaza de España, la casa del
General, el Kiosco, el cine Avenida, el casino, el club, la piscina, el hotel Suerte Loca. Bueno son
muchos recuerdos y bonitos. A veces veo a Paco Revuelta, hablamos de Ifni.
Si quereis escribirme, ya sabeis.
Un saludo a todos
maruchi  - tiugsa tagragra   |22-06-2011 01:13:54
perdon creo que salió mal la dirección


maitesuarez2007@hotmail.com
MARUCHI MARRERO  - tagragra---tiugsa   |22-06-2011 01:08:18
Hola Amigos..con gran sorpresa encontré esta pagina
EL RINCÓN DE SIDI IFNI
Y LEO CON TODA EMOCIÓN LO QUE ESCRIBE ANGEL RUIZ SOBRE SU MILI EN TAGRAGRA .
YO NACI EN TAGRAGRA Y LA FOTO QQUE SALE ESTÁN MIS DOS HERMANOS Y YO ,
SOY LA HIJA DEL SARGENTO MARRERO NACIDA EN TAGRAGRA ,Y ALLI PASÉ MIS POCOS AÑOS MÁS FELICES DE MI VIDA ,
EN MI FACEBOOK TENGO MUCHAS FOTOS DE TAGRAGRA ,CUANDO ERA PRECIOSO ,
SI ANGEL QUIERE ESCRIBIRME Y HABLAR DE TAGRAGRA Y DE LA GUERRA LE PONGO MI DIRECCION DE CORREO

maitesuarez2007@hotmail.com el reportaje me ha gustado mucho ,estoy loca por ir a mi pueblo

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019