Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Artículos digitales arrow Ramón Alarcón Crespo

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 15 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 321
Noticias y Artículos: 851
Enlaces de interés: 97

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Ramón Alarcón Crespo Imprimir E-Mail
Artículos digitales
Escrito por Miguel Ors Montenegro   
domingo, 17 de junio de 2012

Fuente: Memoria digital de Elche (Cátedra Pedro Ibarra, Universidad Miguel Hernández)

Ramón Alarcón Crespo
Ramón Alarcón Crespo

Lugar de nacimiento: Las Mesas (Cuenca)
Fecha de nacimiento: 7 de junio de 1912
Lugar de muerte: Elche (Alicante)
Fecha de muerte: 16 de agosto de 1991
Militancia: PCE, PSOE

Biografía: 

Escritor y poeta. Fue militante del Partido Comunista y condenado en la posguerra por un tribunal militar. Se afincó en Elche y publicó en vida tres poemarios: "Aires de libertad y otros poemas", "Cabalgando por el viento" y "Sinfonía en clave de humor". Impulsó la creación de la Hermandad de Poetas de Elche.

 

Entrevista de Miguel Ors Montenegro a  Ramón Alarcón Crespo (Elche, 9 de mayo de 1986)

El 15 de junio de 1930 entré como voluntario en el Ejército en el Regimiento de Infantería 22 de Zaragoza. A los cuatro meses me hicieron cabo y en diciembre de 1930 intervine en la sublevación de Jaca. Nos dio una arenga el coronel Eliseo Álvarez Arenas para que defendiéramos a España y al Rey, pero nada más. A las cuatro de la mañana estábamos pegando tiros en Jaca. A dos kilómetros de Huesca cogieron a Galán y a García Hernández y nosotros seguimos hacia Huesca. Estuvimos un día allí y a continuación nos llevaron a Zaragoza. Hubo respuesta y actuó hasta la artillería contra el regimiento de infantería sublevado. El combate fue de media hora porque se entregaron. Yo tenía entonces 18 años.

Aprobé para sargento precisamente por las bajas de regimiento de Jaca. Me fui con los Regulares de Ceuta con Juan Yagüe como jefe. Se organizó el batallón de tiradores de Ifni. En 1934 con el general Capaz fuimos a tomar aquello. En Ifni me cogió el 18 de julio de 1936. Escribí en Vida Militar y por contestatario era considerado izquierdista. Me afilié al Partido Comunista en 1934. Entre los suboficiales sí había muchos militantes de izquierda. Comunistas y algún socialista. Masones también. Allí en Ifni pasé los mejores años de mi vida. África me cautivó. Allí todavía existía la esclavitud. Cada jefe de cabila tenía unos 20, tantos como camellos. Cuando llegamos nosotros se abolió, pero a los cuatro días tuvieron que volver voluntarios a ser esclavos, salvo los que se engancharon al batallón.

El 18 de julio de 1936 me cogió en Ifni. Nosotros lo supimos el día antes, el 17 por la radio, porque los de transmisiones nos informaron. Intentaron agruparnos y el 18 de julio al ir entrando al cuartel nos detuvieron, empezando por el gobernador de izquierdas. Le preguntaron si quería irse o incorporarse y se fue. Otro capitán de izquierdas, catalán, cogió el coche y en la frontera había cuatro moros y como no paró, se llevó por delante a dos y con la pistola se cargó a los otros dos.

Habilitaron una cárcel y estuvimos custodiados por moros. A los 20 días nos llevaron a Las Rábenas(*), al castillo de San Francisco del Risco. Nos juzgaron en tres días. El tribunal estaba formado por oficiales y jefes, viejos, que se dormían o alguno nos dibujaba. Los defensores eran oficiales y nos decían que dijésemos que estábamos conformes. Me caí sentado cuando oí “pena de muerte”. Me la conmutaron por 24 años, cinco meses y 10 días. Pasaron muy pocos días hasta que me lo comunicaron.

Estábamos en el castillo del Risco y al degradarnos pasamos a la prisión provincial de Las Palmas, como civiles. Debió ser entre septiembre y octubre de 1936. Allí, por la mañana se llenaba y por la noche vaciaban. Era una prisión para 30 ó 40 personas pero estábamos unos 500 presos. Por las noches llegaba “el carro de la carne”, camiones con lonas. Siempre quedábamos los juzgados y los que no nos conocían. Se llevaban sobre todo a los canarios. Estuve tres meses. Allí comíamos. Nos embarcaron en el España 5, un barco que nos dio Alemania de la I Guerra Mundial. Había una bodega partida por una lona, la mitad con negros para luchar y la otra mitad con presos.  Sólo podíamos ir de pie. Nos dieron un cubo para las necesidades y para devolver. Arriba había falangistas que cuando se llenaba el cubo nos  tiraban la porquería por una rendija. Fueron cuatro días de travesía, remolcándonos por cable desde el barco Canalejas. Al tercer día se rompió el cable y nos llevaron a la prisión de Cádiz, donde estuvimos una noche. Al día siguiente nos sacaron a la calle, atados con cuerdas. Éramos 80 ó 90 y la gente nos decía “¡mira los rojos!”. Llegamos al Puerto de Santa María y nos metieron en una habitación grande que recordaba la historia del conde de Montecristo. Nos dieron ropa de presidiarios y nos daba risa. Nos pelaron y dormimos en el suelo sin manta alguna.

Lo de Puerto de Santa María no es comparable ni con la Inquisición. Todo el día en el patio, piojos, chinches… El pan era del tamaño de un huevo. A los 15 días nos dieron una naranja diaria durante dos o tres meses. Luego fue una sardina diaria. Allí los viejos se morían. Estaban en el primer piso con el piojo verde y padecían avitaminosis. Engordaban y se los llevaban, primero con mucho cuidado y luego de cualquier manera. Recuerdo que los cadáveres se arrastraban por las escaleras. Perdimos la sensibilidad. Allí había 32 rusos del Komsomol, barco que vino con trigo para Málaga y la escuadra alemana lo desvió a Cádiz y de ahí al puerto de Santa María.

Comprábamos bocadillos a 30 céntimos y hacíamos tarjetas bordadas con hilo. Los rusos pasaron un año en la celda sin salir. Vino la Cruz Roja Internacional a inspeccionar y fue entonces cuando los sacaron y les dieron la ropa. A los viejos los ocultaron en un subterráneo y aquel día nos dieron judías pero las tripas del chorizo sólo las pusieron para que las vieran. Fue entonces cuando soltaron a los rusos. El capitán ruso nos dijo que volverían y miró al “Gatuno”, un oficial, y que no se olvidara. Se fue gritando viva el comunismo.

En una ocasión, estando en misa, pasó un avión y por decir yo que era uno de los nuestros, me dieron un estacazo y luego dijeron que me había mareado. Estuve dos años. Los presos comunes eran los jefes y había uno que le llamaban “El Brevas”.  Era una prisión para 200 y estábamos unos 2.000. Había un grifo siempre con colas y dos wáteres que se llenaban.

De allí pasé a Astorga, a un cuartel. Allí terminó la guerra. Estábamos mejor porque el director era muy buena persona. Era monárquico. Empecé a escribir y recuerdo que había un periódico que se llamaba El pensamiento astorgano. Formamos un cuadro artístico, una rondalla y yo fui el redactor de Redención, el periódico de las cárceles. Comíamos alfalfa porque el director tenía una vaca.

Salí a finales de 1941. Me fui a mi pueblo con cuatro años de libertad condicional. Me casé, me detuvieron otra vez por unos pasquines y estuve en varias cárceles. A Cartagena llegué huyendo y me volvieron a detener en 1964, tres o cuatro meses y me juzgaron en Carabanchel. Vi a comunistas ilicitanos como Antonio Capello, Joaquín Grau, Antonio Cabrera y otros. Nos juzgó un abogado de turno porque así nos lo recomendaron. Nos llegaron a decir que si los abogados hubieran sido Tierno o Ruiz Giménez no nos hubieran sacado. Estuve siete u ocho meses en Carabanchel. En el juicio me salió un año de cárcel, pero con el llamado “beneficio de sala”, antes del año me pusieron en libertad. En Cartagena me cogieron con fotos de Grimau y las pude tirar al wáter sin que las vieran. Cuando legalizaron al Partido Comunista, me salí a los cuatro meses. También estuve cuatro meses en el PSOE, por un compromiso.


(*) Nota de El Rincón de Sidi Ifni: Posiblemnte se trate de una errata de transcripción, ya que creemos que debe decir "Las Palmas", ciudad en la que existe el "Castillo de San francisco del Risco", que formaba parte de las antiguas fortificaciones defensivas de la ciudad y que hasta hace pocos años fue prisión militar.

 

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias
LUÍS RUIZ GUTIÉRREZ   |16-02-2013 17:03:52
Nací el 9 de Julio de 9141, en Tánger (Marruecos) - entonces Zona Internacional bajo la Protección del Gobierno de España -. En la fecha de mi alistamiento afincado en Berga (Barcelona). Ingresé en Caja el día 1 de Agosto de 1962 y clasificado "útil todo servicio". Me fue entregada la Cartilla Militar en Barcelona el el 26 de octubre de 1962. Me concentré en la Caja de Recluta nº 36 de Barcelona el 13 de Marzo de 1963 y fui destinado ese mismo día al Grupo de Tiradores de Ifni nº 1.
Me incorporé al Grupo de Tiradores de Ifni nº 1 el 14 de Marzo de 1963. Presté juramento de fidelidad a la Bandera de España el 19 de Mayo de 1963 en Sidi Ifni.
Pertenecía a la 20 Compañía y nada más jurar Bandera fui destinado al Cuartel de Mata de Las Palmas de Gran Canaria a la Estafeta Militar - Representación de Tiradores de Ifni nº 1, el 12 de Junio de 1963, como Encargado de Estafeta Militar, bajo las órdenes del Capitán Don Manuel Sánchez Dávila. Pasé a la situación de Licencia Ilimitada el 16 de Julio de 1964. Salí de mi Ifni querido el 21 de Junio de 1964, día de mi onomástica.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2017