Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Manuel Jorques Ortiz arrow La vida truncada de un tirador de Ifni

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Datos del Portal
Usuarios registrados: 354
Noticias y Artículos: 1144
Enlaces de interés: 98
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

La vida truncada de un tirador de Ifni Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Manuel Jorques Ortiz
Escrito por Manuel Jorques Ortiz   
jueves, 04 de julio de 2013
En esta residencia para mayores está desde hace 15 años el compañero Anastasio.
En esta residencia para mayores está desde hace 15 años el compañero Anastasio.

La Asociaciones de Veteranos del Levante Español (AVILE) quiere traer a estas páginas y/o foros, la vida truncada de uno de sus socios, ANASTASIO OROZCO MAINEZ, Caballero Mutilado por la Patria, como consecuencia de las heridas que sufrió durante la prestación del servicio militar obligatorio, en el III Tabor, 11ª Compañía, del Grupo de Tiradores de Ifni nº 1, en la defensa del puesto de Tiugsa-Tagraga, el 27 de Noviembre y el 3 de Diciembre de 1.957, agredido alevosamente por Marruecos que ocultó su cobardía amparándose en unas pretendidas “bandas incontroladas” del ejército de liberación nacional.

ANASTASIO OROZCO MAINEZ nació el 15 de Abril de 1.935 en La Alberca de Záncara (Cuenca) en cuyo pueblo vivió su primera niñez, en compañía de sus padres y cuatro hermanos, mientras España se desangraba en una “incivil” guerra en la que las potencias extranjeras, apoyando a uno u otro banco contendiente, velaban sus armas ante la inminencia de la guerra mundial que estalló el 3 de Septiembre de 1.939. 

Ni durante la guerra, ni en la subsiguiente posguerra, la vida de Anastasio y la de los españoles de aquella época fue nada fácil; se sabe que sus padres tuvieron que vender tierras heredadas para poder comer.

En su juventud se dedicó Anastasio a diferentes trabajos en el campo, sin tener ocasión de pisar jamás la escuela, por lo que al ser alistado para cumplir el servicio militar era analfabeto, como tantos y tantos jóvenes de aquellos tiempos. No obstante, ser iletrado no era inconveniente para ser soldado ni para tener novia. La de Anastasio se llamaba Sofía y con ella hizo los planes de futuro que la llamada a filas aplazó para cuando obtuviera la licencia. Al ser destinado a tan “raro” y al parecer lejano lugar (Ifni) la separación iba a ser de varios meses, pero poco importaba ya que ambos tenían juventud y salud. 

La corbeta “Atrevida” en la que llevaron a los reclutas de Fuerteventura a Ifni.
La corbeta “Atrevida” en la que llevaron a los reclutas de Fuerteventura a Ifni.

En el mes de Marzo de 1.957 Anastasio, con los demás quintos de la Caja de Reclutas de Cuenca y otros cientos de toda España fue llevado en tren hasta Cádiz en donde embarcaron con destino a la isla de Fuerteventura y allí, en buques de guerra de la Marina Española llegaron a la costa de Sidi Ifni en donde desembarcaron mediante anfibios… El “bautismo” de agua salada no estaba nada mal para una persona de la meseta castellana que no había visto nunca el mar. 

Por el relato de otros compañeros de reemplazo (Ángel Ruiz y Adolfo Cano, del II y IV Tabor, respectivamente) conocemos las vicisitudes del Campamento de Reclutas y los primeros servicios que los Tiradores tuvieron que realizar en un territorio en situación prebélica (ver HISTORIAS SECRETAS DE IFNI. HABLAN LOS SOLDADOS). Del III Tabor, parcialmente repatriado desde el Sahara, una Sección reforzada de la 13ª compañía, al mando del teniente Gonzalo Fernández Fuentes, fue destacada como guarnición del puesto de Tamucha, mientras que la 11ª compañía reforzada con una sección de ametralladoras (a la que pertenece Anastasio) está defendiendo el puesto de Tiugsa-Tagraga al ser atacado por Marruecos al amanecer del 23 de Noviembre de 1.957.

Se desconoce si la familia Orozco, allá en su pueblo de La Alberca de Záncara recibieron alguna carta (escrita por algún compañero que hiciera de amanuense) o si envió alguna fotografía de aquellos meses en tierras africanas. Las primeras noticias que tuvieron de su pariente, mucho tiempo después, es que había sido herido en un dedo por un balazo del enemigo (el mismo 23 de Noviembre) y posteriormente (el 3 de Diciembre) las heridas fueron en la cabeza por metralla de una bomba de mortero caída en el perímetro de defensa. 

Hospital militar 'Gómez Ulla', Madrid.
Hospital militar 'Gómez Ulla', Madrid

Cuando a través de la operación “Gento” la Agrupación “Crespo” consiguió liberar a los sitiados el día 8 de Diciembre de 1.957, Anastasio y otros heridos fueron llevados al hospital de Sidi Ifni y de allí, dada la gravedad de sus heridas, trasladado al hospital militar de Las Palmas de Gran Canaria en el que ingresó una semana después (el 15 de Diciembre), permaneciendo hospitalizado hasta ser llevado al hospital militar de Sevilla (el 19 de Febrero de 1.958) finalizando su periplo en el hospital militar de Madrid al que llegó el 17 de Noviembre de 1.958. 

Es plausible que por los diversos hospitales en los que estuvo ingresado, Anastasio debió sufrir diversas intervenciones quirúrgicas. Con seguridad se sabe que en el Gómez Ulla de Madrid se le hizo un reconocimiento y valoración del estado de sus heridas, con el siguiente resultado: “Hemiplejía derecha consecutiva a cuerpos extraños intracraneales con afasia y crisis convulsivas”. 

Carnet de Caballero Mutilado absoluto.
Carnet de Caballero Mutilado absoluto.
(Clic para ampliar)

Se le dio el alta hospitalaria y en los primeros días del año 1.959 volvió a su pueblo, a casa de sus padres, intentando adaptarse a su nueva vida de invalido que le afecta al habla (pronuncia un número limitado de palabras). No podía valerse del brazo derecho y caminaba con dificultad debido a las limitaciones que le quedaron en la pierna derecha. Parece ocioso decir que ya no podía ejercer su oficio de jornalero agrícola y que aquella novia (Sofía) con la que dos años antes había hecho planes de futuro se casó con otro hombre. 

Las autoridades de su pueblo pugnaron porque Anastasio fuera aceptado su ingreso en el Benemérito Cuerpo de Caballeros Mutilados por la Patria, lo que se consiguió el 10 de Abril de 1.959, y que ese mismo año se le concedieran la “Cruz de Guerra” (21 de Abril), Medalla de la Campaña Ifni-Sahara (30 de Junio) y de Sufrimientos por la Patria (24 de Septiembre).

Condecoraciones.
Condecoraciones.
(Clic para ampliar)

Las condecoraciones y retribuciones concedidas por el Estado, aunque merecidas y recibidas con agrado, no fueron suficientes para procurarle una calidad de vida aceptable con arreglo a sus 24 años de edad. 

Muertos su padre en 1.977 y su madre al siguiente año 1.978, se queda solo viviendo en la casa familiar, arreglándoselas como buenamente puede con la ayuda de vecinas y familiares para la comida y limpieza, siendo sus únicos entretenimientos (cuando los dolores de cabeza lo dejan) escuchar la radio, ver la televisión y llegarse alguna tarde hasta la plaza principal del pueblo para juntarse con algunos amigos, para jugar a la brisca o al dominó mientras se bebía unas cuantas “gordas” (así llamaban a los tercios de cerveza), hábito sin duda poco aconsejable para su estado de salud, por lo que si no tenía la suerte de que alguien lo llevara en coche hasta su casa tenía que volver andando, tropezando y cayendo cada dos por tres hasta que conseguía entrar en su domicilio. 

Nos cuenta su sobrino José Luis Orozco (actualmente su tutor por resolución judicial) que en las vacaciones de verano su padre (hermano de Anastasio) que vivía en la provincia de Barcelona iba para pasar un mes en el pueblo, recordando como desde muy jovencito se adelantaba a sus padres en el viaje de vacaciones para pasarlas con sus abuelos y con su tío “Tasio”, que era de carácter fuerte y enérgico pero que siempre le trató muy bien. 

Hacia el año 1.988 (unos diez años después de morir sus padres), Anastasio decidió hacer algo con la vieja casa familiar, hecha de paredes gruesas y ventanas pequeñas como el resto de las casas de la época, para lo que compró la vivienda colindante, mandando derribar ambas y construir en el solar una nueva, de la que no pudo disfrutar por mucho tiempo. Su hermana mayor, Ceferina, soltera y jubilada, se fue a vivir con él y lo que todos estimaban como un buen augurio para el futuro de ambos hermanos acabó convirtiéndose en el desencadenante de su definitiva caída, debido a la falta de empatía entre ellos agravada por sus caracteres incompatibles que hicieron imposible la convivencia.

En 1.990 vuelve Anastasio al hospital, esta vez al Virgen de la Luz, de Cuenca, y en 1.997 acudieron sus familiares desde Cataluña ante las noticias de que se encontraba en un estado deplorable de abandono; llevado nuevamente al hospital de Cuenca los médicos aconsejaron su ingreso en la Residencia de Ancianos La Alameda, por un periodo mínimo de seis meses, para ver si se adaptaba, y allí continua quince años después, en su habitación, donde lo levantan para sentarlo ante una mesa donde pasa horas hasta que lo vuelven a meter en la cama, con una mirada extraviada, tal vez recordando su dura pero feliz infancia, adolescencia y juventud, cuando era un mozo fuerte, sano y bien parecido, al que un día se lo llevaron a “servir a la Patria” que lo devolvió hecho una piltrafa humana. 

Anastasio en la actualidad.
Anastasio en la actualidad.
(Clic para ampliar)

El oscurantismo del gobierno franquista, su ocultación de la guerra sostenida con Marruecos, así como la existencia de los heridos, mutilados y prisioneros, en los tiempos inmediatos a aquella contienda bélica, sin duda cercenó las posibilidades de que las autoridades de todo tipo hubieran podido proporcionar a Anastasio y a otros soldados como él, que acabaron en una situación parecida, una ayuda, un apoyo personal, un seguimiento, un programa de rehabilitación… Todo aquello necesario para reparar en alguna medida las consecuencias de obligar a unos reclutas de reemplazo a participar en un enfrentamiento armado para el que no estaban preparados.

Anastasio, como Caballero Mutilado por la Patria ha recibido los ascensos siguientes: El 1 de Febrero de 1.986, a Brigada; el 1 de Julio de 1.986 a Sargento 1ª, y el 12 de Enero de 1.990, a Subteniente.

Anastasio Orozco, el joven Tirador de Ifni herido en combate, nos mira. Nosotros estamos obligados a rendir en su persona el Homenaje que todos aquellos muertos, heridos, mutilados y prisioneros en la Guerra de Ifni se merecen ¿Quién se apunta para formar una comisión que se desplace al Asilo de Cuenca a rendirlo?

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019