Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Artículos digitales arrow Mis relaciones con Marruecos: Ifni

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 359
Noticias y Artículos: 1165
Enlaces de interés: 100
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Mis relaciones con Marruecos: Ifni Imprimir E-Mail
Artículos digitales
Escrito por Alejandro J. Domingo Gutiérrez   
sábado, 08 de febrero de 2014
Índice del Artículo
Mis relaciones con Marruecos: Ifni
Accidentado bautismo aéreo
Cómo era Sidi Ifni
El porqué estaba yo allí
Lo que vi camino de la 'Huerta Madame'
Cómo era la 'Huerta Madame' y la vida que se hacía en ella
De como se deterioró mi convivencia con los compañeros
De como pude morir o quedar malherido
Mis diversiones en Sidi Ifni
Extraña epidemia de fimosis en el destacamento
De cómo por unas horas me convierto en el Jefe del Tabor
De la guerra de Gila a la diarrea del enemigo
29 de Febrero. Agadir ¿Pesadilla o Realidad?
De como pudimos volvernos locos
¿Es la langosta un manjar delicioso?
Cirujano a la fuerza
¡¡Esto se acaba, ya no hay quien lo pare!!

De la guerra de Gila a la diarrea del enemigo 

A medida que el alto el fuego se prolongaba la situación bélica se iba pareciendo cada día más a las guerras que relataba Gila. La proximidad entre las posiciones de uno y otro bando, la relajación que se iba apoderando en las conductas de los combatientes, se iba pareciendo a lo que nos contaba en aquellos años el humorista español, que por cierto estuvo en Ifni, con Carmen Sevilla, como se ve en las fotos, para animar a la tropa en unas Navidades. Cuando escuchábamos aquello de "... ¿es ahí el enemigo... que se ponga... que digo que si podéis dejar de disparar de cinco a siete... que tenemos que oír la retrasmisión del partido por radio y no podemos ocuparnos de tonterías... que no lo toméis a mal... que no es desprecio... pero que lo importante es lo importante..." nos parecía que nos acercábamos a la misma situación que él relataba.

Las conversaciones entre los integrantes de uno y otro ejército empezaron a producirse y como muestra de ello es la anécdota que paso a relatar. Uno de los centinelas me avisó que un oficial marroquí quería hablar con el médico del Tabor y que si podía acercarme a la diviEste relevo de las tropas irregulares marroquíes del Ejército de Liberación, organizadas por el partido nacionalista Istiqlal, por componentes regulares del Ejercito Real dio lugar a situaciones pintorescas. Un buen día nuestros centinelas dan la voz de alarma pues al amanecer ven, con sorpresa, que no había nadie en los puestos de observación y vigilancia marroquíes. La situación de alarma general se decreta en toda la zona, ante la desaparición del enemigo, y la conducta a seguir ante la nueva situación es motivo de consulta de las autoridades militares del territorio a los ministerios del Ejercito y de este al de Asuntos Exteriores. Dos días de incertidumbre, y sin saber qué hacer ante esa incidencia tan inesperada, hasta que apareció de nuevo el enemigo tranquilizándonos a todos con su presencia.soria para conversar mejor sin tener que gritar. Ya estando más próximos me contó que él era uno de los cadetes que estuvo en la misma Compañía que los "aspirinos" en la Academia de Infantería de Toledo y que por eso quería saludarme al llegar a Ifni como oficial del Ejercito Real Marroquí, que esos días había relevado en la defensa de las posiciones a las tropas irregulares del llamado Ejercito de Liberación. Y después del saludo hubo consulta médica pues me preguntó si podía tomar sin temor unos comprimidos antidiarreicos que le habían dado un par de años antes en la Academia, para la descomposición que ahora volvía a tener. Como en el poblado del Biutz de nuevo me tocaba atender al enemigo en sus flaquezas, esta vez intestinales.  

La convivencia pacífica entre los dos bandos también se hacía patente en el consenso sobre la utilización de un pozo. En Ifni el problema del agua era importante pues los escasos ríos o arroyos existentes en el territorio estaban secos durante casi todo el año y no aportaban el caudal suficiente para el consumo de la población. El agua de las botellas de Firgas, procedente de Las Palmas, era la utilizada para beber, y a veces hasta para lavarse, y por eso no es extraño que la existencia de un manantial en Ifni, en el que siempre hubiera agua, fuera además de raro un bien muy apreciado por todos. Y ese manantial y pozo existía cerca de la Huerta Madame, nombre adoptado en razón de la existencia de una zona de cultivo de regadíos y caserío antes de la guerra en esa zona. Pero el pozo había quedado en tierra de nadie y expuesto a los tiros cruzados entre ambos contendientes por lo cual su utilización en los primeros meses de la guerra fue imposible. Pero vino el alto el fuego y con él llegó el aprovechamiento del pozo. El acuerdo, cumplido fielmente desde entonces era sencillo, los españoles cogían agua del pozo desde el amanecer a mediodía y los marroquís desde ese momento hasta el anochecer. Ejemplo de convivencia entre enemigos por una necesidad común, la falta de agua.

 Gila durante sus actuaciones en Sidi Ifni.Carmen Sevilla durante sus actuaciones en Sidi Ifni.


 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019