Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Artículos digitales arrow Mis relaciones con Marruecos: Ifni

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Datos del Portal
Usuarios registrados: 357
Noticias y Artículos: 1161
Enlaces de interés: 99
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Mis relaciones con Marruecos: Ifni Imprimir E-Mail
Artículos digitales
Escrito por Alejandro J. Domingo Gutiérrez   
sábado, 08 de febrero de 2014
Índice del Artículo
Mis relaciones con Marruecos: Ifni
Accidentado bautismo aéreo
Cómo era Sidi Ifni
El porqué estaba yo allí
Lo que vi camino de la 'Huerta Madame'
Cómo era la 'Huerta Madame' y la vida que se hacía en ella
De como se deterioró mi convivencia con los compañeros
De como pude morir o quedar malherido
Mis diversiones en Sidi Ifni
Extraña epidemia de fimosis en el destacamento
De cómo por unas horas me convierto en el Jefe del Tabor
De la guerra de Gila a la diarrea del enemigo
29 de Febrero. Agadir ¿Pesadilla o Realidad?
De como pudimos volvernos locos
¿Es la langosta un manjar delicioso?
Cirujano a la fuerza
¡¡Esto se acaba, ya no hay quien lo pare!!

Cómo era Sidi Ifni

El aterrizaje fue una muestra mas de la pericia del piloto pues la pista sobre las que se posó el avión era muy corta y se metía practicamente en las casas de la población, necesitándose una maniobra perfecta del piloto para no entrar con el Junker, sin pedir permiso, en el comedor de algún tranquilo habitante mientras comía.

En el aeródromo estaban esperándome el compañero médico al cual venia a sustituir en la asistencia sanitaria al Tabor, y un Jeep para trasladarme a la oficialmente llamada Posición 25 y en el lenguaje civil "Huerta Madame". Desde el avión, y aun con el miedo puesto, ya había visto desde el aire el paisaje que me esperaba y que esta bien reflejado en la foto que están viendo.

Vista aérea de Sidi Ifni.Ifni era una franja costera inicialmente de 1.500 Km cuadrados con 84 Km de costa y 25 Km hacia el interior, pero que después de los sucesos de hacía un par de años se había quedado reducida a no mas de treinta de largo y veinte de ancho, aunque había posiciones españolas, como Buyarifen, que estaban situadas mas alejadas pero rodeadas de territorio marroquí. Las últimas estribaciones meridionales de la cordillera del Anti Atlas se alargan hasta muy cerca del litoral, formando una serie de cadenas paralelas, y en una llanura de apenas tres kilómetros, al borde del Océano, se encuentra la capital Sidi Ifni, en una costa abrupta y rectilínea.

También desde el avión y a medida que nos aproximamos aparecía ante nuestros ojos la capital del territorio. Capital que fue construida en el año 1.934, a raíz del desembarco del Coronel Capaz en el territorio, con arreglo a un plan de urbanización elaborado por ingenieros y arquitectos militares, construyendo unas 600 casas, primero de adobe y argamasa de arena y cal y posteriormente de ladrillo y cemento. Desde el aire también pudimos apreciar que Sidi Ifni se dividía en dos zonas muy delimitadas por un cauce seco de un río, una parte de aspecto colonial y otra típicamente árabe.

Una vez acomodado en el Jeep con mi equipaje, compuesto fundamentalmente por libros y apuntes, los elementos para el aseo personal y el uniforme "bonito", por si había ocasión de ponérselo algún día, ya que habitualmente el que siempre llevábamos era el de campaña, me llevaron hasta la Plaza de España, que era el centro de Sidi Ifni, para comer algo en el Casino Militar que estaba situado en dicha plaza. Plaza de forma elíptica con unos jardines en el centro, con fuente y azulejos de estilo andaluz, flanqueados por los edificios de Pagadurìa Militar, Gobierno General, Iglesia de Santa Cruz y el hotel "La Suerte Loca", nombre curioso para uno de los dos establecimientos hoteleros que existían entonces en Sidi Ifni. El otro hotel era el Belleuve que estaba situado frente al mar en un paseo colgado sobre un acantilado que era conocido como la "barandilla". En mi recorrido hasta la plaza también pude ver un edificio destinado a Correos y otro a cine con el nombre de Avenida.

Preguntè por el puerto y me contaron que como tal no existía, ya que los barcos fondeaban frente a la población y el desembarco de personas y mercancías hasta la costa se hacia en "carabos", una especie de canoas que manejaban habilmente gentes del lugar expertos en el oficio, o bien en vehículos anfibios que llevaban al personal desde el barco fondeado a la costa. Y no recuerdo ya si me dijeron que ya habìa, o estaba en proyecto, la instalación de una plataforma mar adentro y un funicular para facilitar el desembarco, pero si estoy seguro que no funcionaba pues no pude hacer uso del mismo cuando tuve que embarcarme de regreso a la península.

La Plaza de España. En la foto la Iglesia (izquierda) y la “Pagaduría” (derecha)Una simple mirada a los que pasaban por la calle me dio idea de la proporción de musulmanes y europeos que formaban la población, ya que la cantidad de los primeros superaban con mucho a los de los últimos y de estos la mayor parte de los que vi eran militares. En algún censo de la población se cuenta en un 16% los habitantes europeos y el resto musulmanes. Los habitantes musulmanes de Ifni, en general, pertenecen a la etnia amazigh (bereber), tribu baamarani y hablan el tachili, y los de la capital viven fundamentalmente de los servicios que prestan a la población européa, desde los que son soldados del Grupo de Tiradores de Ifni hasta los que ofrecen sus mercancías en el zoco.

Desde el Casino Militar me llevaron hasta una casa en el barrio musulmán, que Regulares había alquilado como residencia para sus oficiales y suboficiales que bajaban a Sidi Ifni desde los destacamentos, donde recogimos la correspondencia para los que estaban destinados en las posiciones. Era un barrio típico musulmán que a mi ya no me extraño por mi estancia reciente en el interior de Marruecos.


 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019