Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Juan Carlos Caraballo arrow Erkunt. Segundo Salto de Guerra

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 4 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 346
Noticias y Artículos: 1099
Enlaces de interés: 98
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Erkunt. Segundo Salto de Guerra Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Juan Carlos Caraballo
Escrito por Juan Carlos Caraballo Fernández   
lunes, 18 de julio de 2016

Historia Paracaidista

El 23 de noviembre de 1957, fue el ataque general del África Occidental Española. Tras este día, el control español sobre el territorio de Ifni (posteriormente provincia nº 51 de Ifni) quedó básicamente reducido a las posiciones de defensa inmediata de la capital del territorio (Sidi Ifni). Para la liberación de algunos puestos interiores, se ejecutaron difíciles operaciones, en las que los Paracaidistas, entre otras unidades, fueron un pilar fundamental.

Para la ampliación del cerco de seguridad de la capital de Ifni, se realizaron operaciones que permitieron avanzar nuestras líneas de defensa y hacer reconocimientos en el interior del territorio, como las operaciones Diana y Siroco. Tras estas, el Capitán General de Canarias (Tte. Gral. López Valencia) ordenó al Gobernador General de Ifni (Gral. Gómez de Zamalloa) un reconocimiento en fuerza sobre Tabelcut. Para lo cual se dictó el 16 de febrero de 1958, la Orden de Operaciones LM-5 «Operación Pegaso» con la misión de hacer acto de presencia en Tabelcut, reconocer el terreno, los poblados y replegarse a la base de partida.

Para la ejecución, se formaron dos agrupaciones Tácticas, la «C» y la «M».

La agrupación «C», la formaban la I Bandera Paracaidista; una Cía. de fusiles, una sección de ametralladoras y un pelotón de morteros de 81mm (del IV Tabor de Tiradores de Ifni); un destacamento del Grupo de Policía de Ifni nº1; una sección de Zapadores (de la Cía. Exp. Zap nº 6); Sanidad y Servicios; un pelotón de cañones sin retroceso (del II Tabor de Tiradores de Ifni); 5 vehículos «Comando» y 18 camiones. Esta agrupación estaba mandada mandada por el Tcol. Ignacio Crespo del Castillo, Jefe de la Agrupación de Banderas Paracaidistas.

La agrupación «M», la formaban la II Bandera Paracaidista; la VI Bandera de La Legión; una sección de Zapadores; una sección de morteros de 120 (Reg. Ultonia) y un vehículo «Comando». La agrupación la mandó el Tcol. Antonio Delgado Álvarez. 

A esta agrupación, le correspondió la ingrata misión de avanzar en dirección a Buyarifen, para después ir conquistando las alturas [cota 435 (394-257), Id Aali u Mehand, cota 332 (394-258), cota, 317 (394-260), cota 300 (395-261), cota 187 de Agurri (395-262) y cota 197 (398-262)], con el fin de mantener asegurado todo el cordal Este y así la libre disposición de la carretera desde Sidi Yusef a Tabelcut. 

Por dicha calzada, avanzaría motorizada gran parte de la Agrupación «C», hasta llegar a la zona de Erkunt-Id Buchini, Asif Aguendu y Tabelcut donde se producirían tres lanzamientos de paracaidistas de la I Bandera.

Todo estaba preparado. El día D -1 (18-02-57), a las 20:00 h, la II Bpac se desplazó desde su cuartel al de Tiradores y allí, una vez reunida la Agrupación «M», se dirigió a su base de partida (Buyarifen) donde vivaquearon, para horas más tarde, ya en el día D (fecha 19), a las 8:00 h, iniciar la maniobra.

Para la I Bandera, la diana sonó a las 5:00 h. Desayuno, preparación de pertrechos para el salto y traslado al aeródromo. No había amanecido cuando los paracaidistas estaban al pie de cada uno de los aviones que habrían de llevarlos a hacer historia; pero el embarque se suspendió y, bien entrada la mañana, la Bandera volvió al cuartel. El lejano sonido de mortero presagiaba que algo no marchaba como debía.

Aproximadamente a las 8:00, las baterías del Grupo de Artillería a Lomo 105/11 retumbaron con brío, seguidas de las ametralladoras de los Tiradores del centro de resistencia «D», batiendo la zona inicial de asalto y sus inmediaciones. Los Legionarios de la VI Bandera (por el cordal más cercano al mar) y los Paracaidistas de la II (por las alturas interiores) inician la acción. Su primer objetivo, no pudieron alcanzarlo hasta las 9:30 h, pues la resistencia ofrecida por las bandas del Yeicht Taharir (que tenían conocimiento de la operación con antelación) era muy superior a la que estaba prevista. Bajo un furioso fuego enemigo de ametralladora, al mediodía, los Paracas conquistan la cota 453, para sin solución de continuidad, tomar la cota 449 y establecerse en defensiva. Los Legionarios, cubiertos por el flanco derecho por los Paracas, avanzaron rápido, tomando posiciones en las alturas que controlan la carretera por donde avanzaría la columna motorizada de Tiradores y Policía de la agrupación «C» en auxilio de las tropas aerodesembarcadas. A estas alturas, el desgaste de ambas unidades era grande y las bajas no pocas, cuatro muertos y ocho heridos los Legionarios y tres muertos y siete heridos los Paracaidistas. 

Paracaidistas de la I Bpac. esperando embarcar para saltar (Foto archivo BRIPAC)
Paracaidistas de la I Bpac. esperando embarcar para saltar (Foto archivo BRIPAC)

Tras la suspensión del salto, la I Bandera se encontraba en su acuartelamiento algo desconcertada, aunque por poco tiempo, pues, a las 11:30 h, una columna de camiones llegó para desplazarlos a la zona de operaciones en refuerzo de la agrupación «M», que necesitaba ayuda. Tomando como base a la 3ª Cía., parte de la Bandera (a excepción de la 1ª Cía., una sección de ametralladoras de la 5ª Cía. y un pelotón de destrucción) fue trasladada.

Durante el segundo tramo de la mañana y antes del lanzamiento, el crucero Galicia se situó frente a Tabelcut y el destructor Almirante Miranda, frente a la desembocadura del Adif Aguendu, con la misión de bombardear las zonas anexas a las D/Z.

A las 14:00 h, los saltadores estaban comiendo cuando el capitán Prudencio Pedrosa Sobral (Jefe de la 1 Cía. Paracaidista y, accidentalmente, de la Bandera), llamó a formar la compañía con equipo completo para el salto. Se produce de nuevo la excitación del lanzamiento en los Paracaidistas, esta vez parecía que no habría vuelta atrás. Rápidamente se trasladaron al aeropuerto; los motores de los viejos Junkers rugían estrepitosamente y la presencia de personal de algo rango en la pista, vaticinaba que los acontecimientos que estaban sucediendo eran de significativa importancia. 

Trece Junker-52 (T-2B) bajo las ordenes del Tcol. Suárez Ochoa, (Jefe de la 36 Agrupación) esperan ser cargados con los osados que han de saltar al vacío desde sus entrañas en pleno vuelo. En un aparato volarán como observadores el Tcol. Crespo del Castillo, el Cap. Gómez de Zamalloa y un periodista británico que cubrirá la noticia del salto. Los otros doce aparatos transportarán a los 142 Clps. que forman la fuerza. 

Los Heinkel 111 (B-2I) despegan primero. A los pocos minutos enfilan la pista los Junkers, remontando su augusto vuelo. Una vez en el aire, volarán sobre el mar, paralelos a la costa, hacia sus objetivos.

Frente a las zonas de salto iniciales, truenan los cañones del Galicia y del Almirante Miranda, aunque, por desgracia, de los 88 disparos efectuados, solo 11 explosionaron. 

Tras la batida artillera, toman el relevo los Heinkel, bombardeando y ametrallando los sectores asignados. Estos tuvieron más suerte, pues, de 20 bombas lanzadas por aire, explosionaron 10. 

Los marineros del Almirante Miranda ven desde lejos cómo se acerca la formación de Junkers y, antes de llegar a su altura viran a la derecha hacia Erkunt. No pierden de vista los aparatos y, como si pudieran oírlos, los arengan gritando desde la cubierta. 

A los pocos minutos de vuelo, el jefe de salto manda en pie y enganchar. Los Paracaidistas no caben en sí de emoción; un fuerte viraje a derechas los tambalea y los hace volver a la realidad del vetusto aparato. Tras estabilizarse, las aeronaves estaban a 200 m de altura y sobre la zona de impacto. Luz verde y timbre. ¡Salte! Grita el Jefe de salto. A dicha orden, el capitán Pedrosa se lanza al abismo seguido por sus Paracaidistas. 

Salto paracaidista desde Junker-52 (T-2B) (Foto archivo BRIPAC)
Salto paracaidista desde Junker-52 (T-2B) (Foto archivo BRIPAC)

Eran las 15:00 h. Desde las cotas cercanas, los Legionarios disfrutan con sana envidia del espectáculo, pues el cielo se llena de campanas blancas que descienden balanceando sus sedas.

Los saltadores dejan el zumbido de la aeronave, para pasar a la calma de la inmensidad; cuenta de apertura, verificación de campana y… el estruendo de una ráfaga los sorprende, ¿nos hacen fuego? Negativo, es un Heinkel amigo, haciendo enfurecido fuego de cobertura a los guerreros que caen del cielo. 

Tras tomar tierra, se despojan de los paracaídas y, sin esperar novedades entran en eficacia. Avanzando sobre la cabila toman las cotas que rodean Erkunt, disparando sobre la retaguardia de las bandas del Yeicht Taharir, que luchaban con los soldados de la Agrupación hermana. El salto ha sido limpio y sin bajas, mas allá de algún diente roto al caer sobre alguna choza del poblado. 

Salto de Erkunt. 2º Salto de Guerra de tropas españolas. 1ª Cía. Paracaidista (Foto archivo BRIPAC)
Salto de Erkunt. 2º Salto de Guerra de tropas españolas. 1ª Cía. Paracaidista (Foto archivo BRIPAC)

Los elementos del Ejército de Liberación, por miedo a ser envueltos por los soldados españoles caídos del cielo, huyen desordenadamente. Esto provocó que no pudieran mantener el su duro enfrentamiento con la II y VI Banderas y quedaran muy mermados, hecho que benefició a nuestras unidades desplegadas. Las fuerzas a pie pudieron alcanzar la máxima penetración y las motorizadas, llegar a la zona de lanzamiento, donde la policía realizó los registros y destrucciones en las cabilas planeados con antelación.

Terminadas estas ultimas actividades, a las 20:00 h., se inició el repliegue del total de la agrupación «C», que llegó a la capital dos horas más tarde y sin bajas.

Tras el paso de la columna motorizada hacia la capital, la 13 Cía. (unidad más a la vanguardia de la VI Bandera) comenzó el repliegue hacia las posiciones de partida, cubierta Erkunt. Segundo Salto de Guerra 6 por la II Bandera, cuyos componentes fueron los últimos en dejar las posiciones avanzadas, aproximadamente a las 2:00 h., y regresar a Buyarifen e Ifni a altas horas de la mañana, ya en el día D+1 (20-02-58). 

Finalizada la «Operación Pegaso», la intensidad bélica del Yeicht Taharir en Sidi Ifni se redujo de forma gradual hasta llegar a ser casi inexistente. 

Una vez más, paradójicamente, es el soldado el que lucha por la concordia y estabilidad de una zona en conflicto. 

Soldado, noble servidor de la patria, que hace lo que le mandan, donde le dictan, cuando se lo ordenan. 

J.C. Caraballo Fdez.


«Es el Soldado, no el periodista, quien nos ha dado la libertad de prensa.Es el Soldado, no el poeta, quien nos ha dado la libertad de expresión.
Es el Soldado, no los políticos, el que garantiza nuestro derecho a la vida, a la libertad y a la búsqueda de la felicidad.
Es el Soldado quien saluda a la bandera, el que sirve bajo la bandera y cuyo ataúd está envuelto en la bandera».

Barak Obama
Presidente de los Estados Unidos
Discurso de conmemoración del aniversario de la independencia de 2010

 

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019