Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Manuel Jorques Ortiz arrow Otro Tirador de Ifni que se nos va definitivamente

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Datos del Portal
Usuarios registrados: 343
Noticias y Artículos: 1048
Enlaces de interés: 96
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Otro Tirador de Ifni que se nos va definitivamente Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Manuel Jorques Ortiz
Escrito por Manuel Jorques Ortiz   
martes, 30 de agosto de 2016

Un escueto correo electrónico en holandés (mijn vadoz is vannachi overladen: mi padre ha fallecido) nos trae desde Schiedam (Holanda), la ciudad conocida principalmente por ser origen de la ginebra, por su centro histórico con canales, y por poseer los molinos de viento más altos del mundo, la noticia de la muerte de BERNARDO LEVIA PÉREZ, el alicantino que tras su licencia en el ejército, en el año 1.962, tuvo que emigrar para encontrar la estabilidad laboral que la España de entonces no le podía otorgar; allí se fue con la consabida maleta de cartón que poco antes había traído desde Sidi Ifni (con su licenciamiento), y en Holanda encontró, además de trabajo digno y bien remunerado, esposa (Guillermina), de la que tuvo dos hijos (María y Guillermo) y estos, a su vez, le dieron cuatro nietos que eran la delicia de su vejez (Carmen, Nuria, Joaquín y Yolanthe).

Los famosos canales de Schiedam.
Los famosos canales de Schiedam.

El querido amigo y compañero Levia había nacido en el popular barrio alicantino de La Florida, días antes de finalizar la guerra civil (4 de Febrero de 1.939), en el que también este narrador vivió a partir de 1.955, lo que nos dio la oportunidad de tener una buena relación de amistad que se consolidó cuando en Enero de 1.961, en el sorteo de quintos en el ahora desaparecido cuartel de Benalua, nos tocó un "número bajo" que llevaba el "reintegro" de un largo viaje: Al África Occidental Española y muy concretamente a lo que quedaba del territorio-provincia de Ifni tras la guerra de 1.957-58. Su destino el Grupo de Tiradores de Ifni nº 1, mientras que el mío lo fue al Grupo de Policía Ifni nº 1, los dos Cuerpos autóctonos creados por el propio coronel Capaz tras la ocupación de aquellas tierras en el año 1.934.

Los anfibios de desembarco.
Los anfibios de desembarco.

El viaje lo hicimos juntos en el vetusto, asmático y jadeante vapor que llevaba por nombre el del "Poeta Arolas" (un fraile levantino más conocido por sus escritos eróticos que por sus obras pías), tras pasar unas escasas treinta y seis horas en el Cuartel de Capuchinos de la ciudad de Málaga (en la que embarcamos), cuartel que nos dio por confortable alojamiento las cuadras de los mulos (sin los animales) en la que muchos durmieron dentro de los pesebres.

Tras tres días con sus consiguientes noches el "Poeta Arolas" dio vista y lanzó el ancla ante la playa de Sidi Ifni (no había puerto) a la que hubo de llegar en lanchas anfibias con el consiguiente susto pues muchos de los reclutas era la primera vez que veían el mar (y el océano Atlántico es algo muy serio). Pasar del barco al anfibio tenía sus dificultades y empezaron a circular leyendas sobre los jóvenes que en quintas pasadas se habían ahogado en aquel trance (hecho cierto, según recoge la historia).

Se iniciaba aquel 23 de Marzo de 1.961 un largo periplo que no finalizaría hasta finales de Julio de 1.962: Bernardo Levia fue llevado con otros miles de reclutas al Campamento del Grupo de Tiradores en donde hizo la instrucción, fue elegido cornetín de ordenes del III Tabor, y se chupó todas las rotaciones por los puestos defensivos de la montaña que su Tabor y, muy concretamente, su 12ª compañía iba cubriendo, sufriendo las penurias tan típica de aquel tiempo y lugar (falta de agua, abundancia de piejos, pulgas, chinches y ratas, escasa y mala comida, pobre vestuario, mucho trabajo de pico y pala, y un largo etcétera) que fue superando, como buen español y gran Tirador que fue; en algunas horas de asueto (tras cuatro meses seguidos de posiciones por la de montaña) se acercaba a la Compañía Mixta de Policía, en la que estábamos un par de alicantinos, pudiendo ducharse y comer sentado en una silla (en Tiradores lo hacían en el suelo), con mesa y platos de duralex.

Y de esta manera fueron transcurriendo los meses en aquel reducido espacio de terreno, rodeado del Ejército Real Marroquí por todos lados (excepto a nuestra espalda en donde se hallaba "flamenco e indómito" el Atlántico). En las trincheras y reductos protegidos por alambradas y campos de minas. Tras regresar a Alicante, al poco tiempo Bernardo que se encontró sin trabajo y con un ambiente algo enrarecido en su casa (el padre, viudo, había vuelto a casarse) tuvo conocimiento de que en Holanda podía encontrar trabajo para su oficio (era escayolista) y allí se fue, en el Invierno de 1.962, pasando más frio que vergüenza (como se dice vulgarmente), sin conocer una palabra del idioma holandés (que no es nada fácil para un latino) y en Holanda, como hemos dicho, se casó, estableció, tuvo hijos y nietos, aprendió holandés (hablado y escrito) y con la nostalgia de la "terreta" y el orgullo de haber formado parte de ese Cuerpo de Élite del Ejército Español (Tiradores, hoy desaparecido) no volvimos a reencontrarnos físicamente hasta el verano de 2.008 en que volvió por unos días a Alicante (aunque nunca nos faltó a los amigos su felicitación navideña por correo).

Bernardo, en la montaña.Bernardo, en la montaña.
Bernardo, en la montaña.

Desde entonces, gracias a la existencia de Internet y el correo electrónico, así como de la fundación de la ASOCIACIÓN DE VETERANOS DEL LEVANTE ESPAÑOL (AVILE) de la que fue socio activo, colocando aquello que la Historia define como "poner una pica en Flandes" (que aquí viene como anillo al dedo), la comunicación entre los amigos y compañeros fue casi diaria, dando ocasión a enviarle libros, revistas, el tarbuch de Tiradores, con su insignia y otras muchas cosas que mantenían en Bernardo encendida la llama de Ifni y de sus Tiradores.

Bernardo, Junio de 2.008, Restaurante “Mi Casa” de la Playa de San Juan.
Bernardo, Junio de 2.008, Restaurante “Mi Casa” de la Playa de San Juan.

Ese mismo día con el Cabo Cremades, el Dr. Susarte y el narrador.
Ese mismo día con el Cabo Cremades, el Dr. Susarte y el narrador.

Tras superar parcialmente una enfermedad cardiaca, en el pasado año 2.015 los médicos que le atendían le dieron permiso para viajar a España y aquí (en Alicante) pasó todo el mes de Septiembre junto con su esposa Guillermina.

Cada vez estamos más convencidos de que en aquel viaje de Bernardo asumía la despedida de su tierra, de su hermano, cuñada y sobrinos, de sus más íntimos amigos y compañeros de mili (Paco Susarte, cabo Cremades, Salvador y Paco Lázaro, y de nuestra asociación de veteranos AVILE), pues el periplo fue constante, recorriendo barrios y calles de la ciudad, visitando a los amigos, comiendo con ellos, tanto en la capital como en Elche y Elda, finalizando ese mes con su asistencia a la Asamblea celebrada en un restaurante de Torrellano, en donde tomó la palabra para expresar su orgullo de haber sido soldado del Grupo de Tiradores de Ifni, de haber mantenido siempre la nacionalidad española, y de haber pregonado todos esos valores de patriotismo en una época y ámbito territorial muy adverso para los españoles en el resto de Europa y especialmente en Holanda, donde todavía a los niños se les asusta si no comen o no quieren dormir, con la llegada de los "españoles del Duque de Alba".

El tarbuch que se ponía Bernardo en casa, para regocijo de su nieto Joaquín.
El tarbuch que se ponía Bernardo en casa, para regocijo de su nieto Joaquín.

El 26 de Septiembre de 2.015 por fin tuvo Bernardo la ocasión de asistir a una Asamblea de AVILE con los numerosos compañeros que acudieron desde diversos rincones de España (a destacar al matrimonio Marhuenda que concurrió desde Algeciras), hablar con todos ellos, compartir el "rancho" que se sirvió y vivir uno de los días de amistad más bonitos de su vida, desde que se licenció de Tiradores en el ya lejano año 1.962.

Y como dice la esquela mortuorio que hemos tenido ocasión de leer y traducir (por cierto que la fotografía de su rostro en ella está coronada por una gorra con el distintivo de Ifni), "Ik ben dood als niemand meer aaer nij denkt" (YO ESTARÉ MUERTO CUANDO NADIE PIENSE EN MI)... Bernardo, pues, no ha muerto porque está en el pensamiento y el corazón de sus familiares y de sus amigos de Ifni, que le recordarán siempre como miembro de la chabola 175 del Campamento de Reclutas de Tiradores de Ifni, y de la 12ª Compañía del III Tabor...

Bernardo y esposa con los compañeros de Elda.
Bernardo y esposa con los compañeros de Elda.

El matrimonio con el cabo Cremades, en Elche.
El matrimonio con el cabo Cremades, en Elche.

REQUIEM IN PACE Bernardo. El cornetín de órdenes celestial, aquel cornetín terrenal que tú tocabas en el Tabor, te ha llamado a formar entre los mejores... Aquí, en la Tierra, tus amigos y compañeros se quedan en la posición del primer tiempo de saludo y no bajaremos la mano hasta que tú nos lo permitas, cuando algún día nos reunamos contigo, en la formación del valle de Josafat, en espera del Juicio Final.

Bernardo, entre Paco Lázaro y Paco Susarte, tocado con el tarbuch de Tiradores.
Bernardo, entre Paco Lázaro y Paco Susarte, tocado con el tarbuch de Tiradores.

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019