Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Víctor de Marcos arrow Cartas de un soldado (III): Bon. Mixto de Ingenieros

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 339
Noticias y Artículos: 954
Enlaces de interés: 93
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Cartas de un soldado (III): Bon. Mixto de Ingenieros Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Víctor de Marcos
viernes, 08 de mayo de 2009
Vista aérea Bon Mixto de Ingenieros (foto cedida  por el  Comandante Matías Pulido)
Vista aérea Bon Mixto de Ingenieros (foto cedida por el Comandante Matías Pulido).
Al fin, con nuestro petate al hombro, entrábamos por la puerta del Bon. Mixto de Ingenieros. Al mando del cual estaba el Comandante en Jefe D. Aníbal Sotelo Ramos.

Al trasladarnos desde el Campamento, mi sorpresa fue que al compañero Mardones, también le habían destinado al mismo Batallón, en unos días, se enterará que va a la compañía Plana Mayor, como peluquero durante todo el periodo de mili, pues ese era su oficio en la vida civil. Tendrá un cuarto donde ejercerá su profesión, en la trasera de uno de los barracones, y pegado a la pista de cemento que usábamos para deporte. 

En Muskiz tenía una peluquería de caballeros como el me relató, a los diez años, poco mas o menos, de licenciarnos, tuve la oportunidad de verle en varias ocasiones en Baracaldo y había cambiado de oficio, en esa ocasión era transportista, desde entonces no he vuelto a verle.

A la llegada al batallón, a los reclutas que llegamos del campamento de instrucción B.I.R. (Batallón Instrucción de Reclutas) nos sitúan en lo que antiguamente debieron de ser unos servicios habilitados con literas, aquí deberemos de permanecer hasta que, en los barracones de las compañías, nos dejen sitio los veteranos, que tendrían que haberse licenciado, pero que tendrán que esperar a que lleguen los aviones para transportarlos hasta la península, hecho que sucederá en la segunda quincena de septiembre. Lo primero que haremos será engrosar la brigada de trabajo. 

Mi primera vivienda Bon. Mixto de Ingenieros
Mi primera vivienda Bon. Mixto de Ingenieros.
Una vez los veteranos son licenciados, nos pasan al barracón de la compañía de Transmisiones. En el, la camaradería es bastante buena, llegando a intimar en especial con dos compañeros, “Blanco” asturiano de Mieres y “Fernando” de San Sebastián, muy a menudo salíamos juntos a Sidi Ifni, o bien a tomar unas cervezas, o a pasear, también alguna vez fuimos al cine. 

Todos los sábados por la mañana, “Zafarrancho de limpieza”, sacábamos nuestras colchonetas, petates, mantas, etc. etc. En fin, todo lo que se podía mover y al patio con ello. Seguidamente a fumigar todas las literas, limpiar los suelos con zotal y todo eso, para tratar de eliminar a los huéspedes no invitados, “las chinches, pulgas y demás intrusos”, una vez terminado lo dejábamos que se airearía durante un par de horas, y de nuevo todo dentro, con este procedimiento conseguíamos dos cosas, la primera, limpiar el barracón, y la segunda, tratar de quitar el olor a "tigre" acumulado durante toda la semana, ya que el agua estaba bastante racionada, por lo que sólo nos dejaban ducharnos tres días a la semana o en casos excepcionales. 

En el Batallón se estaban construyendo unos barracones nuevos detrás de los servicios, y para hacer las zanjas donde iban los muros, a todos los “reclutas” recién bajados del campamento, (porque muy a nuestro pesar seguíamos siendo reclutas), nos dieron unos picos y/o palas y a trabajar. Recuerdo que, ya por la tarde, muchos de mis compañeros, y yo mismo, teníamos las manos llenas de ampollas reventadas, y nos fuimos al botiquín a curarnos, por lo que el Sargento que estaba al cargo de las obras, nos dijo que al día siguiente le mandaran hombres, no “señoritas”, por lo que algunos compañeros y yo, no volvimos a pisar las obras.

Durante los siguientes días y después de unas entrevistas, seremos distribuidos en las distintas compañías. Cia. Plana Mayor, integrado por soldados de servicios tales como oficinistas, peluqueros, sanitarios, etc. Cia. Zapadores, serán los encargados de construir puentes volantes, zanjas, etc. Y Cia. Transmisiones, que se encargarán de las comunicaciones vía radio y telefonía, como mis estudios en la vida civil eran de electrónica, me incorporan a esta compañía. 

Un dato curioso fue comprobar que todos los soldados que formamos parte de la compañía de transmisiones, reclutas y veteranos, o bien trabajan en la Telefónica, o bien somos de alguna rama de la electrónica. 

Era de entender, ya que las líneas telefónicas y de transmisiones en todo el territorio de Ifni, estaban a cargo del ejército y dependían del personal del Bon. Mixto de Ingenieros. 

Los primeros contactos que tengo son en el taller de radio, situado en la parte derecha del Bon., donde el Sargento Flores Almagro, mecánico especialista de transmisiones, encargado del Taller de Radio, tenía a su cargo las reparaciones de los equipos de radio de la Cía., y también reparaba los radioteléfonos de La Legión y Tiradores; el otro Sargento Especialista del Taller era Martín Ríos, encargado de la telefonía, teléfonos y centrales, etc. etc. Aquí nos hicieron una prueba a varios reclutas, ya que el soldado veterano que estaba en reparaciones, se licenciaba, y necesitaban cubrir la plaza, no pasé la prueba, por lo que me incorporaron a la sección de Radio. 

En esta sección, y durante el periodo de aprendizaje de las transmisiones por radio y del sistema Morse, el encargado de metérnoslo todo en la cabeza era el Sargento Matias Pulido, incluso recuerdo una clave que usábamos de codificación, era la “CLAVEPUIDO”.

En estos días de Febrero 2009 y gracias a Internet y al RINCON, he tenido la suerte de poder contactar con mi maestro, el hoy Comandante Matías Pulido. 

Ya soy cabo
Ya soy cabo.
Durante los meses septiembre, octubre, y mediados de noviembre, oficiará como buen maestro, nos instruirá en el manejo de las distintas emisoras de radio, así como del código Morse, llegando a tener bastante soltura, con los puntos y rayas al final del curso. 

Durante ese periodo, compaginaba mi aprendizaje de la radio con los cursos para cabo. En el tiempo que duró el curso de radio, entre semana solo realizábamos servicio de refuerzos por las noches en el Bon., la Gasolinera, o en las antenas de la Red Permanente, y algún fin de semana también me tocó alguna guardia en el Bon., todos estos servicios los hice de cabo, porque aunque algunos los realicé sin serlo todavía, no había suficientes cabos en la compañía por lo que los que estábamos haciendo el curso nos consideraban como tales.

Y por fin, el día 5 de octubre de 1966, tuvimos el examen para cabo en el Cuartel de Tiradores 1, nos presentamos cerca de 60 soldados, el examen fue muy sencillo, por lo que cuando lo terminamos, hablando entre los compañeros que subimos del Bon., todos opinábamos que lo aprobaríamos sin problemas, el Nombramiento de empleo de cabo , nos llego el 28 de octubre de 1966 y desde ese momento ya teníamos nuestros galones.

Los domingos, obligatoriamente, toda la tropa así como suboficiales, oficiales y jefes, debíamos asistir a la Misa de campaña, que se realizaba en el acuartelamiento, en la pista de cemento, todos en formación asistíamos a ella, incluidos los componentes de la guardia que no estaban de servicio en ese momento. 

Misa de domingo en el BatallónMisa de domingo en el BatallónMisa de domingo en el Batallón
Misa de domingo en el Batallón.

 

 

 

 

 

 

 

Coro misa 12 Octubre 1966 Coro misa 12 Octubre 1966
Coro Misa 12 Octubre.
En fechas de primeros de octubre, por mediación del capellán de Bon., contacté con el capellán que estaba a cargo de la Iglesia de Santa Cruz de Sidi Ifni, y bajo su dirección, creamos un coro entre niños y niñas, con los que preparamos en la misión católica, durante una semana por las tardes, la misa para el 12 de Octubre, fiesta de la Virgen del Pilar. (En mi niñez, de los siete a los catorce años, formé parte del coro de monaguillos de la Catedral Santiago de Bilbao, por lo que el coro de las misas, se me daba bastante bien). Ese fue uno de los momentos imborrables de mi estancia en Ifni.
Carro y componentes grupo Bon. IngenierosOfrenda a la Virgen del Pilar
Carro y componentes grupo Bon. Ingenieros. Ofrenda a la Virgen del Pilar.

En el Bon., también en esas fechas, estuvimos preparando, (Formaba parte de la tradición), un carro formando el escudo del Bon. Mixto de Ingenieros, relleno de frutas del lugar, que unos compañeros del batallón, ataviados con ropas de pastores Canarios llevando unos corderos, así como otros, vestidos de campesinos, arrastraban el carro para presentárselo a la Virgen. 

Para terminar el Curso de radio, realizamos practicas con los equipos de radio enlace transportable de microondas, Cable Hertziano B-70 de nacionalidad Española y frecuencia de uso 4,5 GHZ., sacamos el equipo al patio, y otros compañeros marcharon en vehículos, con otro equipo igual para realizar la transmisión, estos equipos de alcance entre 40/50 Km. Son ópticos, por lo que no pueden tener ningún obstáculo de terreno entre ellos, y para que la transmisión sea perfecta necesariamente se tienen que ver.

Equipo radiotransmisor cable hertziano B-70 ópticoEquipo radiotransmisor cable hertziano B-70 óptico
Equipo radiotransmisor cable hertziano B-70 óptico.

También prepararon los mandos una simulación de localización de una emisora clandestina, a la que tuvimos que localizar por el sistema de triangulación, usando para tal fin radiogoniómetros de campaña Telefunken P100, uno lo colocamos fijo en el Bon., y otros compañeros marcharon con los otros equipos montados en vehículos, una emisora a la que consideraríamos clandestina, y dos radiogoniómetros móviles, la verdad es que ese día lo recuerdo con agrado, ya que vistas las películas de espías que el cine nos ha ilustrado, y la forma en que tenían de buscar las emisoras de los espías, no eran nada en comparación con lo que ese día vivimos, montar todos los equipos, realizar la búsqueda, localizar la emisora clandestina, terminar la operación recogiendo de nuevo todos los equipos, fue una experiencia muy gratificante.

Tambien en aquellos días, se realizaron maniobras generales en todo el territorio, en el que participaron todas las fuerzas de Ifni. Nuestro batallón participó mandando de la compañía de zapadores un equipo para construir un puente portátil, los de transmisiones participamos en las maniobras con nuestras emisoras portátiles y a bordo de vehículos, a mi me tocó ir en uno de los camiones en los que se transportaba la tropa, para la construcción del puente, con un radioteléfono. 

Del 7 al 12 de noviembre participé, en el grupo Tiradores l, de ejercicios espirituales, pues aparte de ejercitar el cuerpo en las diferentes disciplinas, también el espíritu merece que se le ejercite. 

Foto de grupo. Víctor  sentado 4º por la Izquierda.
Foto de grupo. Víctor sentado 4º por la Izquierda.
Esta misma fotografía se publicó en el periódico con el siguiente texto: "Bajo la dirección de los capellanes don Constantino Gómez Gimeno y don Félix Cereceda Tobalina, han tenido lugar en el Grupo de Tiradores de Ifni número 1, una tanda de ejercicios espirituales para soldados de la Plaza. En el grabado, los asistentes al mismo posan junto al monolito que se levanta ante el referido acuartelamiento".
Una vez terminado el curso de radio, todos los compañeros fuimos distribuidos por las distintas secciones, unos fueron a la red de escuchas, situada en la planta baja del edificio del Estado Mayor. La red de escuchas realizaba un seguimiento de todas las frecuencias, que las radioemisoras de Marruecos empleaban para transmitir mensajes a sus distintos destacamentos, recopilar toda la información y pasarla para su transcripción y su posterior análisis.

Otros compañeros pasaron a formar parte de los operardores que manejaban la central telefónica de la red urbana, situada en el mismo edificio de la red permanente, Calle Seis de Abril, en los altos de Correos. Y finalmente, cuatro más a la red de radio de campaña, situadas en BUYARIFEN, USSUGUN, GURRAN y AYAIAX.

 

 

 

 

 

A mi me tocó Ussugun, mi estancia en la montaña la dejo para otra Carta...

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias
Angel Anibal Díaz Sotelo  - Soy el nieto de Aníbal Sotelo   |10-12-2010 16:02:05
Hola soy el nieto de Aníbal me alegra ver su nombre por aquí el estaría orgulloso de leerte

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2018