Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Manuel Jorques Ortiz arrow Vamos a hablar del Servicio Militar Obligatorio

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 2 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 332
Noticias y Artículos: 927
Enlaces de interés: 94
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Vamos a hablar del Servicio Militar Obligatorio Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Manuel Jorques Ortiz
Escrito por Manuel Jorques Ortiz   
martes, 06 de febrero de 2018

Desde que el presidente francés Macron ha reactivado en la nación vecina la posibilidad de volver a implantar el servicio militar obligatorio (ahora para varones y hembras), se están ocupando en nuestro país diversos medios de comunicación de ese tema que, implantado por Carlos III, en 1770, perduró hasta que Aznar, en 2001, lo suspendió e hizo desaparecer cual Guadiana administrativo, hace ahora diecisiete años, mediante el Real Decreto 247/2001, 9 de marzo, publicado en el BOE núm. 60, de 10 de marzo de 2001, páginas 8974 a 8975, muy escueto tras un inane intento justificatorio, ocultando que se debía a una exigencia de Jordi Pujol para votar la investidura de Aznar como presidente, que carecía de votos suficientes en el Congreso, sin importarle el desaguisado y desarticulación social que se cometía.

Pacto del Majestic: el apretón de manos que intentó anular el servicio militar obligatorio pero que tan solo lo “suspendió” al ser un derecho fundamental vigente, contemplado por la Constitución Española. Pujol ponía el “pie en el acelerador” independentista al quebrar la homogeneización social de la juventud española a través de la “mili”
Pacto del Majestic: el apretón de manos que intentó anular el servicio militar obligatorio
pero que tan solo lo “suspendió” al ser un derecho fundamental vigente, contemplado por
la Constitución Española. Pujol ponía el “pie en el acelerador” independentista al quebrar
la homogeneización social de la juventud española a través de la “mili”

Recordemos que para el inicio de la VI Legislatura (1996-2000), en el llamado "Pacto del Majestic" a cambio de recibir el apoyo de los diputados de CIU, Aznar transigió con dar por finalizado el servicio militar obligatorio, transferir un aumento del porcentaje del IVA y del IRPF a la Generalitat (del 15% al 30%) y además cesar al presidente del PP en Cataluña (Alejo Vidal Quadras) que era la "piedra en el zapato" de Pujol en aquella Comunidad Autónoma.

Del Real Decreto Ley, al que estamos haciendo referencia, pasamos a copiar sus dos únicos artículos, a los que, entre paréntesis, les hacemos unas apostillas:

Artículo 1.

Se adelanta al 31 de diciembre de 2001 la fecha de la suspensión de la prestación del servicio militar. (Suspensión de la prestación del servicio militar y no su anulación como se ha llevado a la conciencia colectiva de la sociedad española a través de los medios de comunicación)

Artículo 2.

Los españoles que en dicha fecha se encuentren prestando el servicio militar o lo tengan pendiente y estén clasificados como aptos, con aplazamiento de incorporación o pendientes de clasificación, pasarán a la reserva del servicio militar. (¿Existe una reserva del servicio militar? ¿Se halla actualizada? ¿Dónde puede consultarse? Parece un contrasentido)

No es cuestión menor el argumento del servicio militar obligatorio ya que forma parte de los derechos fundamentales de los españoles de acuerdo con el artículo 30 de la Constitución Española, que dice:

  1. Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España.
  2. La ley fijará las obligaciones militares de los españoles y regulará, con las debidas garantías, la objeción de conciencia, así como las demás causas de exención del servicio militar obligatorio, pudiendo imponer, en su caso, una prestación social sustitutoria.
  3. Podrá establecerse un servicio civil para el cumplimiento de fines de interés general.
  4. Mediante ley podrán regularse los deberes de los ciudadanos en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública.

Es obvio que la Constitución no ha sido modificada (el artículo 30) por lo que subsiste el derecho y deber de todos los españoles de defender a España con las armas, en primer lugar, y por otros medios -‒prestaciones sociales, servicio civil u otros deberes-‒ de forma subsidiaria.

Hasta aquí, aquel Real Decreto de 9 de Marzo de 2001 lo consideramos válido y constitucional (aunque moralmente apestoso) puesto que los derechos fundamentales pueden ser suspendidos temporalmente por el Poder Ejecutivo; la Ley Orgánica 4/1981 al desarrollar el artículo 55-1 de la Constitución determinó como efectos de la suspensión, con independencia de que cada una de las situaciones de excepción traiga consigo unos determinados efectos, derivados de sus propias características, lo cierto es que si no la Constitución, sí la Ley Orgánica de los estados de alarma, excepción y sitio (que tal vez puedan ser extensivos a la suspensión del artículo 30) ha previsto unos genéricos:

  1. La suspensión de derechos y libertades -‒y demás medidas extraordinarias-‒ habrán estar orientadas al restablecimiento de la normalidad constitucional.
  2. La suspensión habrá de durar el tiempo mínimo indispensable para dicho restablecimiento de la normalidad constitucional.
  3. Como medida excepcional, la suspensión de derechos habrá de realizarse de forma proporcionada a las circunstancias, de modo que en ningún caso será legítima si es desproporcionada a la alteración del orden público producida.
  4. En fin, todos los actos de la autoridad gubernativa adoptados durante la vigencia de la suspensión de derechos son impugnables en vía jurisdiccional, con la consiguiente contrapartida para el ciudadano del derecho a ser indemnizado por responsabilidad patrimonial de la Administración por los perjuicios sufridos en su persona o en sus bienes.

Nos cuestionamos muy seria (y creemos que fundamentadamente) que los "apaños" entre Aznar y Pujol para que el primero fuera investido como presidente con los votos de CIU, que dieron lugar al Real Decreto de 9 de Marzo de 2001 no iban encaminados al "restablecimiento de la normalidad constitucional" ni "a la restitución del ¿alterado? orden público" por lo que puede ser (el Real Decreto) desproporcionado y desde luego tiene, por fuerza, que estar durando con exceso el tiempo mínimo exigido para el restablecimiento de una "anormalidad constitucional" que en todo caso podía ser contemplada (hilando muy fino) en aquellas circunstancias de la falta de Gobierno... Desde entonces ha llovido bastante (pese a la pertinaz sequía) como para que pueda entenderse que por su prolongación innecesaria en el tiempo aquel Real Decreto es inconstitucional (¿También radicalmente nulo o sujeto de anulación?) y el derecho y obligación a prestar el servicio militar obligatorio debe ser restituido por mientras no se anule o rectifique el artículo 30 de la Constitución. Y recordemos que los derechos fundamentales (y este lo es) son imprescriptibles, según doctrina del Tribunal Constitucional.

Ahí lo dejo para que expertos en temas constitucionales (nosotros no lo somos) puedan opinar, si es que llegan a leer estas líneas, y nos respondan a esta pregunta básica: ¿Puede un derecho fundamental de los españoles ser suspendido "sine die" mediante un Real Decreto Ley?

Jordi Pijol y Aznar en la época de la firma del Pacto del Majestic.
Jordi Pijol y Aznar en la época de la firma del Pacto del Majestic.

Aznar ("que hablaba catalán en la intimidad") es llevado del brazo por Pujol hasta el "huerto" de sus intereses separatistas. De aquellos polvos estos barros políticos y el "espolón de proa" llamado Puigdemont; mientras, el servicio militar obligatorio en un limbo por la posible inconstitucionalidad de la Ley que lo dejó en suspenso.

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2018