Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Artículos digitales arrow 60 años de la 'Operación Pegaso' en el Sáhara

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 342
Noticias y Artículos: 1002
Enlaces de interés: 95
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

60 años de la 'Operación Pegaso' en el Sáhara Imprimir E-Mail
Artículos digitales
Escrito por Antonio Herrero Andreu   
miércoles, 05 de diciembre de 2018

Fuente: ABC Canarias

Participó la I Bandera Paracaidista del Ejército de Tierra, una compañía de fusiles, una sección de ametralladoras y un pelotón de morteros de 81 milímetros, tiradores, un destacamento del Grupo de Policía de Ifni, zapadores de la Compañía Expedicionaria 6 de San Sebastián

La «Operación Pegaso» desarrolló el segundo salto de guerra de las Fuerzas Paracaidistas del Ejército de Tierra en las inmediaciones de la localidad de Erkunt el 19 de febrero de 1958. Los planes del mando pretendían, con una serie de lanzamientos paracaidistas al norte del territorio asegurar la libre disposición de la carretera costera que unía el territorio de norte a sur. Una vez logrado este objetivo las unidades debían replegarse a Sidi-Ifni.

Paracaidistas de la I Bandera embarcando en un Junker-52 para saltar.
Paracaidistas de la I Bandera embarcando en un Junker-52 para saltar.

Además de los lanzamientos paracaidistas se dispuso una agrupación por tierra compuesta por la II Bandera Paracaidista y la VI de La Legión que avanzarían por las cumbres dominantes de la vía de comunicación costera. El avance de esta columna estuvo obstaculizado por el fuego enemigo obligando a tomar al asalto algunas de las cotas que dominaban el itinerario causando los intensos enfrentamientos un número de bajas considerable entre las fuerzas de La Legión y los paracaidistas.

Resistencia

Ante la resistencia de las bandas de liberación el mando, con la certeza de que la única posibilidad de sorprender al enemigo era envolver su retaguardia, ordenó el embarque de las fuerzas de la Primera Compañía al mando del capitán Pedrosa junto a una sección de ametralladoras de la V compañía al mando del teniente Antón Ordóñez.

El salto se realizó en la D-Z de Erkunt, la más cercana a Sidi-Ifni de las previstas en la operación. Al llegar a la zona de lanzamiento saltó el capitán Pedrosa como primero de la patrulla seguido por el resto de su compañía, siendo un éxito el salto sin que hubiera que lamentar ningún incidente, alcanzando los objetivos previstos y causando la retirada total del enemigo.

El origen

Tras la confección de la Orden General de Operaciones «LM5» (Operación Pegaso) firmada por la III Sección de Estado Mayor 3504/A, en el Cuartel General de Sidi Ifni a las 12 horas del 15 de febrero de 1958, donde con todo lujo de detalles en el cual un Informe trata de la 1ª parte de la organización del enemigo y su despliegue en las cotas 325/3937 y 2254 hasta el Adar Bugguit, ambos inclusive.

Para el desarrollo de la operación estaban la Agrupación «C» y «H», cuyo mando lo ejercía el entonces teniente coronel natural de Las Palmas de Gran Canaria.

Integrantes

La agrupación estaba compuesta por las unidades: Primera Bandera Paracaidista del Ejército de Tierra, una compañía de fusiles, una sección de ametralladoras y un pelotón de morteros de 81 milímetros el IV Tabor de Tiradores de Ifni, un destacamento del Grupo de Policía de Ifni, al mando de un oficial, una sección de zapadores de la Compañía Expedicionaria 6 de San Sebastián, dos radios de 15 watios, 3 radios, dos para sanidad, una ambulancia y una «pickup», cinco vehículos tipo comando y 15 camiones en el punto y hora que designe este mando.

La idea de la maniobra era alcanzar Tabelcut con la máxima rapidez e iniciar seguidamente el repliegue siguiendo la carretera costera, reconociendo el terreno y poblados próximos, así como proteger el flanco este de la sección anterior, ocupando el cordal que se extiende al norte del Buyarifen hasta el Uad Taguia.

Esta operación se inició a las 12 horas del «Día I» bajo la orden del teniente coronel Crespo del Castillo, iniciando el despliegue de la compañía para proteger la libre disposición de la carretera costera entre Said Yussef y Buyarifen, que serviría de protección a la columna de abastecimiento al punto de apoyo «C».

La misión viene detallada en el documento de la «Operación LM-5» donde detalla que la mencionada Agrupación «C» deberá ocupar sobre camiones la carretera de Tabelcut para alcanzar Sidi Abd Rachaman, Ercunt, Sidi Abd-Sbaar, Id Buchin y Tabelcut, así como reconocer los poblados próximos a Tabelcut, cercanos a la carretera costera y posteriormente replegarse sobre Sidi Ifni según la mencionada carretera.

El informe sobre el enemigo detalla que frente a las posiciones del Buyarifen el enemigo tenía unos 300 hombres constituyendo tres unidades tipo compañía, dotadas cada una de 3 fusiles ametralladores y dos morteros de 81 milímetros. Lo más posible era que el enemigo ofreciese una lógica resistencia, sin descartar el empleo de medios blindados y algunos contingentes humanos procedentes de Marruecos.

Pracaidistas españoles saltando desde un JU-52.
Pracaidistas españoles saltando desde un JU-52.

Compañía de Ametralladoras Belchite 57 de Zaragoza

El informe secreto de la operación, en la hoja número siete, detallaba con una serie de actos lo siguiente, Agrupación Táctica «M», al mando del teniente coronel Antonio Delgado Alvarez, a las 20:15 del día «V» las unidades se trasladarán a las inmediaciones del Buyarifen, donde pernoctarán a las 7 horas de la mañana se iniciará el movimiento hasta la base de partida que abandonarán a las 08 horas.

«A mi orden, y previa petición de la Agrupación de Unidades de la Escuadra frente a nuestras costas, se actuará en condiciones de realizar fuego de armas automáticas y de artillería para protección de la maniobra, para realizar una acción de desembarco de unidades de Infantería de Marina», indica el texto.

Se añade que a la hora «H» la guarnición del Centro de Resistencia «D «iniciará un violento fuego de ametralladora y cañones sin retroceso sobre la Cota 340». La conducción de la maniobra especifica que a las doce horas del día «D», «y a la orden del teniente coronel-jefe de la Agrupación M, Antonio Álvarez Delgado, se realizará el despliegue de la carretera costera entre Sidi Yuseff y Buyarifen durante la noche».

En sus apartados del citado documento secreto (L-M-5), compuesto de diez folios, se especifica detalladamente las distintas unidades de las fuerzas intervinientes, indicando el reconocimiento de poblados e inmediaciones, «todo ello realizado por fuerzas de policía y se empleará a las edificaciones en tanto que no sea utilizado para refugio de elementos armados».

El citado documento, en uno de sus últimos apartados, especifica que se respetará la frontera, pero en caso de ser hostigados desde territorio extranjero «se responderá con la medida estrictamente necesaria para neutralizar las armas adversarias».

Las condiciones de un estudio realizado por la Escuela de Guerra del Ejército (Madoc) especifica en estas conclusiones en las operaciones: material muy variado y antiguo, indefinición política, falta de información, uso de la aviación, guerra de guerrillas y excesiva concentración.

Pero a pesar de todos estos inconvenientes, no exentos de algunos fallos, lo cierto es que aquellas fuerzas conjuntas eran la mayor parte de soldados de reemplazo que demostraron estar muy por encima de soldados profesionales. Los propios mandos así lo afirman cuando un oficial legionario dijo: «ya querría tener yo soldados tan buenos como los de la Compañía de Ametralladoras Belchite 57 de Zaragoza».

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2018