Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Artículos digitales arrow Las conversaciones secretas con los franceses

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 350
Noticias y Artículos: 1130
Enlaces de interés: 98
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Las conversaciones secretas con los franceses Imprimir E-Mail
Artículos digitales
Escrito por Antonio Herrero Andreu   
viernes, 08 de marzo de 2019

Fuente: El Faro de Ceuta

Sin lugar a duda alguna que la Campaña de Ifni/Sahara sin los acuerdos del Gobierno de Ifni y el general alto comisario del África Occidental francesa, nunca se hubiera podido dar fin a la eliminación de las bandas rebeldes del Ejército de Liberación marroquí, y que meses atrás de 1957 campaban a sus anchas por todo el territorio.

Dichas bandas jugaban a su favor, porque lo principal es que conocían el terreno como la palma de la mano y, a su vez, que ellos saben camuflarse, y además contaban con la valiosa ayuda encubierta del gobierno de Rabat, como lo fue la flota de unos 100 camiones y jeeps de procedencia americana, y abundante armamento ligero y munición, para más inri, de los parques de artillería de España, y también medios motorizados, comestibles y dinero del comerciante, Ali Ben Boaida.

Los asistentes a las conversaciones.
Los asistentes a las conversaciones.

El comandante, José Iglesias Ussel de Lizana

No se le ha reconocido a este excelente soldado el importante papel que desarrolló en el gobierno general de Ifni. Hombre de amplia cultura, dominando el francés, el otro gran soldado, el general gobernador, Mariano Gómez-Zamalloa, sumamente inteligente designó al entonces comandante Iglesias para las conversaciones con los militares franceses.

Sin ser diplomado de Estado Mayor, como lo que era, un verdadero experto soldado, dicho general depositó toda su confianza para dichas conversaciones, lo mismo con el Estado Mayor francés como con el propio general alto comisario francés, Charles Bourgound, como con todo su Estado Mayor. Pero como hombre fiel a su juramento, y totalmente leal con sus superiores, jamás de su boca salió nada de lo que él mantuvo en aquellas reuniones y conferencias.

El 25 de febrero de 1957 en Port Ettiene, el entonces comandante Iglesias Ussel de Lizana, tiene una entrevista con el general Charles Bourgound. En esta reunión se sientan las bases de cooperación entre las fuerzas de España y Francia, lo mismo con fuerzas de la Armada, Aire o Tierra, y en unas de las bases se acuerda que en caso de combate, las Fuerzas Aéreas de Francia se puedan internar en el territorio español del África Occidental española, en un límite de 30 kilómetros. A su vez, el ministro Gaston Deferre, ha dado orden al alto comisario Cuisin de perseguir a las bandas rebeldes, en caso de ataque, sin tener en cuenta la frontera. Todo ello según documentos de dicha reunión del archivo del fallecido general, Rafael Casas de la Vega, que obra en mi poder. Posteriormente, a la anterior reunión, el general Zamalloa y su Estado Mayor, con el comandante Iglesias, se reunían en Villa Cisneros con el general Charles Bourgound y su Estado Mayor, para tratar la colaboración con las fuerzas francesas. Posteriormente, el 3 de julio de 1957, el general de la Zona Aérea de Canarias, Francisco Mata Manzanedo, se reunía en Port Ettiene con el general Charles Bourgound, el ministro plenipotenciario, Chaumárd y su Estado Mayor con el coronel de Estado Mayor, Rcaboy. En dicha reunión se venía a verificar lo que se había acordado con el general Zamalloa. Los franceses insistían que en caso de combate se les permitiese adentrarse en una profundidad de 30 kilómetros del territorio español, así como establecer un código de radio entre Sidi Ifni y Fort Trinquet para intercambio de información y entrega de documentación.

Operación Écouvillon y Teide

El general Zamalloa como lo que era, un gran soldado, deposito toda su confianza en el comandante Iglesias Ussel de Lizana, una vez autorizado por el Estado Mayor central del Ejército y la Dirección General de Plazas y Provincias Africanas, la reunión entre el general Zamalloa y el general Charles Bourgound y su Estado Mayor en Villa Cisneros

Nota manuscrita del General Bourgound.
Nota manuscrita del General Bourgound.

El viernes 20 de septiembre de 1957, se reunían en Villa Cisneros ambas delegaciones, que estaban compuestas por parte de España, por el citado general Zamalloa, el comandante Iglesias, los capitanes de Estado Mayor, José Luis Prieta García, de la tercera Sección; Juan Antonio Gómez-Zamalloa Menéndez, de la segunda Sección y el capitán, Hipólito Fernández-Palacios Núñez, de cuarta. Por parte francesa, el general Charles Bourgound, coronel Rocaboy, jefe de Estado Mayor, el teniente coronel Maillote, segundo jefe de Estado Mayor, capitán Rigud, de la segunda Sección de Estado Mayor; teniente coronel Dorin, jefe de la 3a Sección de Estado Mayor; comandante Athiel de la tercera Sección de Estado Mayor; teniente coronel Gatel, jefe sección Conjunat entre ejércitos; capitán de la fragata Degoy, jefe de Estado Mayor de la Marina de África Occidental francesa, teniente coronel Gentz, jefe del Estado Mayor del Aire, coronel Bain, jefe de Transmisiones del África Occidental francesa, era la representación francesa.

La conferencia de Villa Cisneros, a propuesta del jefe de la delegación española se expuso el calendario de las sesiones, que fue el siguiente: viernes 23 de septiembre 1957, de 15:30 a 18:00 horas. Sábado, de 09:00 a 12:15. Lunes y sesión plenaria, a las 17:30 horas, firmando el protocolo de dicha conferencia los generales Mariano Gómez-Zamalloa y el general Charles Bourgound.

José Iglesias de Ussel y Lizana.
José Iglesias de Ussel y Lizana.

En dichas sesiones se acordaron los temas de cooperación, tanto por las Fuerzas Aéreas como por el Ejército de Tierra, facilitando por parte de Francia tanto aviones como combustible, al mismo tiempo que apoyo sanitario, y lo más importante, el poder perseguir en caso de ataque enemigo en 60 kilómetros por tierra y por la aviación francesa en profundidad de 100 kilómetros. Ello consta en los informes, en poder del que suscribe, de la reunión de Villa Cisneros.

Ante la oleada de ataques enemigos, tanto en Ifni como en el Sahara, el 14 de enero de 1958, en el hotel Santa Catalina, de Las Palmas de Gran Canaria, se celebró una conferencia que por parte de Francia se encontraba el general Charles Bourgound, con sus jefes de Estado Mayor de la Marina y Aire, un representante del alto comisario del África Occidental francesa, el agregado militar francés en la embajada de Francia en Madrid, y por parte de España eran estos: José María López Valencia, capitán general de Canarias y África Occidental española; Pedro Nieto Antúnez, almirante-jefe de la Flota; Pascual Cervera, vicealmirante de la Base Naval de Canarias; el general Francisco Mata Manzanedo, general jefe de la Zona Aérea de Canarias; los generales Mariano Gómez-Zamalloa y Quirce, gobernador de Ifni y el general José Héctor Vázquez, gobernador del Sahara; los respectivos jefes de Estado Mayor de Canarias y dos jefes de Estado Mayor central del Ejército.

De esta importante reunión, celebrada en Las Palmas de Gran Canaria, vio la luz la importante operación denominada por parte de España Teide y por parte de Francia Écouvillon, vulgarmente, escoba. Lo que ellos sabían que era barrer al enemigo de todo el Sahara. Fruto de ello fue la total eliminación de las bandas rebeldes del Ejército de Liberación marroquí, y más tarde, en mayo de 1958, sería cuando se firmó el alto el fuego con el triste balance por parte de España de 188 muertos, 500 heridos y 40 desaparecidos. Por parte francesa las bajas en dichas operaciones fueron: 7 muertos y 32 heridos.

Un episodio poco conocido de la colaboración entre Francia y España que tan buenos resultados dio a las fuerzas españolas, y que indudablemente sin esta colaboración, además de difícil para erradicar a dichas bandas, hubiese costado a España mucha sangre de nuestros soldados.

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019