Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Artículos digitales arrow De Tetuán voluntario a los combates de Ifni

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 2 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 355
Noticias y Artículos: 1144
Enlaces de interés: 98
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

De Tetuán voluntario a los combates de Ifni Imprimir E-Mail
Artículos digitales
Escrito por Antonio Herrero Andreu   
viernes, 12 de abril de 2019

Fuente: El Faro de Ceuta

Existe una idea equivocada, algunas veces con muy mala intención, bien por ignorancia o resentimiento de esa tribu que se llaman ‘progresistas’, y a los hechos me remito. Se puede comprobar en prensa o libros, que a la Guerra de Ifni los soldados de reemplazo fueron obligados. Ello es cierto, pero en el caso de los oficiales conozco a varios hoy coroneles, y algunos generales, en aquellas fechas tenientes, que en sus destinos cómodos, solicitaron voluntarios para Tiradores de Ifni o la Legión, algunos de ellos, como Francisco García-Escámez destinado en Italia, Rafael Bada Requena (fallecido de general), Eduardo Guillén Gosálvez, Julio Sánchez Ortiz de Urbina, Ignacio Ruiz de Lopetegui y Félix Miranda Labrador (generales). Todos estos, ante la demora de llegar a Sidi Ifni por el trámite de pasaportes, se pagaron el viaje en avión de su bolsillo para incorporarse voluntariamente al Grupo de Tiradores de Ifni.

 A la derecha el entonces teniente Eduardo Guilllén Gosálvez con la 3ª sección de la 21 compañía.
A la derecha el entonces teniente Eduardo Guilllén Gosálvez con la 3ª sección de la 21 compañía.

Del Tarbush de regulares al de tiradores

Mi buen amigo y paisano Eduardo Guillén Gosálvez en 1958 estaba destinado en Tetuán en el Grupo de Regulares de Tetuán nº 1 como teniente de Infantería. Pertenece a la X Promoción de la Academia General Militar sin cumplir los 16 años. Ingresado en dicha Academia General Militar como caballero cadete. Tras las duras clases y prácticas, en 1955 obtiene el empleo de teniente y es destinado al Grupo de Regulares Tetuán nº 1 de guarnición en Tetuán (Marruecos), entonces Protectorado de España, donde le tocó vivir en plena ebullición la independencia de Marruecos.

El teniente Eduardo Guillén apuntando con un fusil en una posición.
El teniente Eduardo Guillén apuntando con un fusil en una posición.

Eduardo Guillén Gosálvez es una figura destacada en nuestras Fuerzas Armadas, como lo acredita su currículo, siendo diplomado de Estado Mayor. Con el empleo de capitán es destinado a la Capitanía General de Valencia, posteriormente en el Servicio de Información del Alto Estado Mayor, profesor de la Milicia Universitaria en Ronda (Málaga), en el Estado Mayor de la División ‘Maestrazgo’, en la Secretaría General Técnica del Cuartel General del Ejército, de teniente coronel en el Regimiento de Infantería ‘San Fernando’ ll (Alicante), de coronel en la Escuela Superior del Ejército curso mandos superiores, Mando del Regimiento de Infantería ‘Tetuán 14’ en Castellón.

Su abultado currículo consta de doctorado en el Alto Estado Mayor Cooperación Aeroterrestre, diplomado en Investigación Operativa en la facultad de Matemáticas por la Universidad de Valencia, título de carros de combate, cifra, Información Guerra Nuclear (NBQ) y transporte aéreo.

En 1958 el entonces teniente Eduardo Guillén se encontraba voluntario en Ifni y se cubría con el ‘Tarbush’ de tiradores y el uniforme color garbanzo con la faja correspondiente al Grupo de Tiradores de Ifni, y actualmente sobre su pecho luce nueve condecoraciones entre militares y civiles.

En las trincheras y en los combates

Una vez incorporado el entonces teniente Eduardo Guillén al Grupo de Tiradores de Ifni, es destinado al IV Tabor, cuyo jefe, el entonces comandante Melquiades Rico Eguibar era un soldado curtido en las estepas rusas en la División Española de Voluntarios, con el ‘valor acreditado’, siendo destinado el entonces teniente Eduardo Guillén a la 21ª Compañía cuyo capitán-jefe era el capitán Agustín López Andión.

Coronel de infanteria Eduardo Guillén Gosálves.
Coronel de infanteria Eduardo Guillén Gosálves.

Interviene en acciones de guerra el 3 de mayo de 1958, donde con su sección se establece en medidas de seguridad en la posición de ‘Las Palmeras’. El día 22 de mayo forma con su unidad y otras unidades para rendir honores ante el ministro del Ejército. La misma noche del día anterior con su compañía se establece en las alturas de Idnacus en plan de defensa. Sin apenas descanso, por la mañana se establece con su sección en medidas de seguridad en otras posiciones. De nuevo, por la noche parte con su sección desde el día 22 al 29 de mayo de 1958 al mando de la 3ª Sección para guarnecer el frente de apoyo de las posiciones del ‘Buyarifen’, y el día 14 de junio al mando de la 3ª Sección pasa a guarnecer las posiciones del ‘Buyarifen’. En dicha posición recibe fuego enemigo de morteros y escoltando un convoy recibe fuego enemigo de morteros causando un heridas a un soldado.

El día 15 de junio de 1958 en su posición recibe fuego enemigo de morteros, que son respondidos con fuego de artillería del 105/26 del Regimiento de Artillería 17 de Paterna (Valencia) destacados en Sidi Ifni, donde coincidió con otras compañías del Batallón ‘Tetuán’ 14 y del Batallón ‘Argel’ 27, ambos de Castellón y Cáceres respectivamente, que apoyaban a los Tiradores de Ifni.

En su hoja de servicios destaca aquello que todo soldado anhela, que es el ‘valor acreditado’, una seria aspiración de cualquier soldado, ya que lo contrario es ‘valor se le supone’.

El coronel Eduardo Guillén Gosálvez, porque le consta en su hoja de servicios, es un gran soldado, pero como yo le conozco muy bien, es además un gran hombre y así lo describió esta clase de hombres un intelectual: “los grandes hombres son como las hermosas flores, crecen a pesar del estiércol que echan sobre ellos los envidiosos y los imbéciles” (Jules de Ausenvilly).

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019