Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Manuel Jorques Ortiz arrow El soldado-médico

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 3 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 373
Noticias y Artículos: 1265
Enlaces de interés: 103

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

El soldado-médico Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Manuel Jorques Ortiz
miércoles, 06 de enero de 2010
Índice del Artículo
El soldado-médico
La llegada
La Jura de Bandera
Las posiciones defensivas
Agudizando el ingenio
De oposiciones en Madrid
De regreso en Ifni
Motín en el monte Buyarifen
Un "regalo" de última hora
Por fin "La Licencia"

De oposiciones en Madrid

Edificio del Ministerio de Marina (hoy en día Cuartel General de la Armada), Madrid.
Edificio del Ministerio de Marina (hoy en día Cuartel General de la Armada), Madrid.

Así que con el uniforme de Tirador, chilaba y tarbuch incluidos, el 22 de Octubre de 1.961 tomábamos un avión de Iberia que nos llevó a Las Palmas y desde allí directamente a Madrid, donde al siguiente día -23- acudimos al Ministerio de Marina para ser provistos de las pertinentes acreditaciones a la convocatoria. Lo exótico de nuestra vestimenta, las insignias y faja azul –reglamentaria- y cierto aire de ¿chulería? hizo que a nuestro paso por aquellas dependencias más de un marinero, despistado, nos saludara con toda seriedad.

Con la documentación en regla para poder viajar sin contratiempos y con seis días por delante, Eduardo se fue a Valencia y yo a Murcia en donde pude pasar unas entrañables fechas con la familia que –ya lo he dicho antes- era el objetivo secreto del viaje.

En el Botiquín “estudiando” los temas de la oposición.
En el Botiquín “estudiando” los temas de la oposición.

Los seis días transcurrieron rápidamente y el día 30 nos presentamos ante el Tribunal de oposiciones que presidía un Coronel-Médico, quien no me quitaba el ojo de encima, seguramente por la vestimenta tan peculiar que llevaba, aunque no me dijo ni una palabra. Resultó que ese primer ejercicio consistía en un psicotécnico y al finalizarlo, nuestra primera decepción: No era eliminatorio, por lo que no podíamos volver a Ifni ya que nos citaron para el segundo ejercicio, a realizar en el siguiente día.

Como no habíamos estudiado el temario y aunque por tener la Carrera recién terminada tal vez pudiéramos contestar alguna cosa, decidimos dejar en blanco el examen que era escrito y lo entregamos al Tribunal que nos citó para el día 7 de Noviembre con el fin de sernos comunicado el resultado.

Ni que decir tiene que otra vez nos fuimos a nuestras casas para volver el día 10, calculando que para esa fecha nos tocaría “leer” a nosotros. El cálculo fue erróneo ya que en el momento de nuestra llegada estaban llevándose a cabo los exámenes orales. Nosotros tan solo deseábamos un certificado acreditativo de habernos examinado y el suspenso correspondiente para poderlo presentar en nuestra Unidad.

Eduardo y yo tuvimos que enfrentarnos con el Presidente del Tribunal al que –ingenuamente- tratábamos de impresionar con el uniforme de Tiradores, con las insignias y con la cantinela de que habíamos venido desde Sidi Ifni para los exámenes. Nos echó una bronca y cuando se cansó de tomarnos el pelo le dijo al Capitán-Secretario que nos hiciera el certificado que tanto deseábamos y “Suerte Mulana”, como se decía en el Territorio. Como a la “papela” le puso fecha 14 de Noviembre aún pudimos volver a nuestros hogares para la postrera despedida familiar.


 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2020