Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Adolfo Cano Ruiz arrow Ifni-Sahara. Cronología de una guerra

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 350
Noticias y Artículos: 1130
Enlaces de interés: 98
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

Ifni-Sahara. Cronología de una guerra Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Adolfo Cano Ruiz
Escrito por Adolfo Cano Ruiz   
martes, 18 de noviembre de 2014
Índice del Artículo
Ifni-Sahara. Cronología de una guerra
Siglo XV. La conquista de las Islas Canarias
1860. La Guerra de Marruecos
1934. La II República. Francia fuerza a España a ocupar el territorio de Ifni
1936. Estalla la Guerra Civil
1940. Carrero Blanco
1951. Carrero es nombrado Ministro de Presidencia
1953. Extradición de Mohamed V
1954. Se establecen impuestos a las tribus
1955. Regreso del Sultán y de su hijo
1956. La independencia de Marruecos
1957. Comienza la partida
23 de noviembre de 1957. Primer ataque
24 de noviembre de 1957. Ortiz de Zárate
27 de noviembre de 1957. Llegan refuerzos
Diciembre de 1957. Interviene la Armada
Enero de 1958. La provincialización de Ifni y Sahara
1 de abril de 1958. El Tratado de Angra de Cintra
1961. Muere Mohamed V
1969. La retrocesión de Ifni
1973. El Sahara
1975. Hassan II amenaza con la Marcha Verde

23 de noviembre de 1957. Primer ataque

Mientras que la inteligencia francesa días antes avisa de un ataque inminente a Ifni, la inteligencia española ni esta ni se la espera. Es gracias a un "chivatazo" de un moro afín al capitán Rosaleny, capitán de Tiradores de Ifni, que se da la voz de alarma.

Francisco Rosaleny de teniente.
Francisco Rosaleny de teniente.

Precipitadamente, mediante una generala silenciosa, la guarnición al completo formamos en la explanada interior del Grupo de Tiradores de Ifni, eran las 2:00 h de la madrugada. Pensé que debía tratarse de un simulacro por ver cómo reaccionaba la tropa, pero escuché que el comandante le dijo a mi capitán "tiro tío", y el capitán decirnos "al que fume le corto los huevos", algo gordo estaba ocurriendo. Salimos del cuartel en estricto silencio. Mi compañía, la 23 al mando del capitán Rosaleny, nos dirigimos a la zona del polvorín y una parte de la compañía subimos al Bulalaam (monte paralelo a la costa que domina la ciudad de Sidi Ifni). 

El Ejercito de Liberación tenía fijado un día D, el 23 de noviembre, y una hora H, las 6:30 h, hora en que la "guagua" desde el pueblo distribuía a los oficiales a sus puestos, a los que tenían que matar, e inmediatamente después entrar en los acuartelamientos y pasar a cuchillo a toda la "soldadesca", que estaríamos durmiendo. Hubiera sido una verdadera masacre. Nunca lo he entendido ni lo entenderé, como ni siquiera los oficiales de alto grado, sabiendo algo, no estaban preparados. Esa madrugada del 23 de noviembre, unos oficiales estaban en la cantina celebrando la despedida de soltero de un compañero. Es imposible que tamaña chapuza de logística militar no tenga un responsable. Lo cierto es que gracias al moro, que con una astucia militar singular, una vez ocupado el territorio de Ifni nos lanzó algún que otro mortero con disparos de fusilería esporádicos, como diciendo "estamos aquí y esto es nuestro, si lo queréis venid", así aquel día no fue lo que uno esperaba de luchas encarnizadas. Había, no obstante, que estar de guardia permanente en la montaña, a "pelo", sin alambradas, sin campos de minas y haciendo guardia nocturna en solitario a 50 m de la primera línea establecida, con el moro a pocos metros. En estos casos el miedo es superior al miedo, "durmiendo" dos horas y dos horas guardia. Así estuvimos intercambiándonos algún que otro mortero y algún disparo cuyas balas "llegaban muertas".


 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019