Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Adolfo Cano Ruiz arrow El Alto Mando español y los prisioneros de la Guerra de Ifni-Sahara

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Hay 2 invitados en línea
Datos del Portal
Usuarios registrados: 342
Noticias y Artículos: 1029
Enlaces de interés: 95
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

El Alto Mando español y los prisioneros de la Guerra de Ifni-Sahara Imprimir E-Mail
Adolfo Cano Ruiz
Escrito por Adolfo Cano Ruiz   
domingo, 17 de mayo de 2015

La guerra de Ifni-Sahara fue descrita por el Alto Mando del régimen franquista como "pequeños escarceos originados por grupos de moros 'malos' subvencionados por la URSS".

Carrero Blanco en presencia de Franco en la toma de posesión como Vicepresidente del Gobierno (1967).
Carrero Blanco en presencia de Franco en la toma de posesión como Vicepresidente del Gobierno (1967).

“Sin que se produzcan dificultades en nuestra relación con Rabat. Debe llevarse a cabo una actividad política de desprestigio del Ejército de Liberación ante nuestros indígenas y una acción militar evitando tiros. Políticamente atrayendo con dadivas y halagos a los hombres influyentes, haciendo saber que Allal al-Fassi y su Ejército de Liberación son unos malos musulmanes que sirven a Rusia y son enemigos de Dios”.

Leyendo el telegrama enviado por el Ministerio de Presidencia (léase Carrero Blanco, del que dependía el AOE), podemos deducir que el Alto Mando carecía de sentido de la realidad militar y, así, los hechos se desarrollaron de tal forma que los pequeños “escarceos” mataron a 300 soldados, la mayoría del SMO, hicieron más de 500 heridos y 80 desaparecidos, de los cuales un número no inferior a 30 quedaron sin enterrar en el Territorio de Ifni, ocupado militarmente por Marruecos desde el 23 de noviembre de 1957, algunos paseados por los pueblos como trofeos de guerra.

Allal al-Fassi, fundador del partido nacionalista e independentista marroquí Istqlal.
Allal al-Fassi, fundador del partido nacionalista e independentista marroquí Istqlal.

No me olvido de los 40 prisioneros, entre los cuales se encontraba una mujer con dos niños pequeños, capturados al comienzo del conflicto en el puesto fronterizo de Tabelcut. Más adelante trataré este particular tema, pues si hubo falta de entidad castrense en lo que fueron los acontecimientos de la guerra, con respecto a los prisioneros se demostró una total falta de humanidad.

Admito que el pueblo español de 1957-59, engañado y al que se le ocultó la verdad, no pudiera avergonzarse. Son los gobiernos de la democracia, que sabedores de los acontecimientos, parecen como si hubieran cogido el testigo del franquismo y siguen ocultando los vergonzosos hechos, por razones posiblemente inconfesables o por vergüenza.

Algunos escritores, incluso historiadores, hablan del veto que los EEUU puso al uso contra Marruecos del armamento vendido a España. Pero pocos escriben que Francia en dos ocasiones ofreció apoyo a España, la primera para vencer a Abdelkrim en la década de los 20 (no dudo que tanto en el Rif como en el Sahara por interés, Francia nunca dio puntada sin hilo). La segunda con el ofrecimiento que le hizo a España para resolver lo que era inminente tanto en Ifni como en el Sahara. 

“El 1 de noviembre de 1957 el subgobernador en el Aaiún comunica a Sidi Ifni que se ha presentado un avión francés con el coronel Culfaut comunicando de parte del general Bougund que en Fort Trinquet se encuentran 12 aviones T6 a disposición de los pilotos españoles para hacerse cargo de ellos con urgencia”.

Mapa de África Occicdental hasta 1956.

 Este ofrecimiento no es aceptado por el Gobierno del AOE (dígase Carrero Blanco). Doy por supuesto que con 12 aviones de una cierta entidad, podían haber controlado los 1.600 km2 del Territorio de Ifni y hubieran evitado la masacre de los puestos avanzados, pero claro, Ifni era un “patatar” de nulo interés para el Alto Mando. Por circunstancias que no alcanzo a comprender, tengo la seguridad que, aun sin el veto de los EEUU, el armamento más moderno se hubiera quedado en la península, y nosotros, los del SMO, Legionarios y demás, hubiéramos igualmente combatido (defendido) contra “los cuatro comunistas” en alpargatas, y hubiéramos comido de vez en cuando latas de sardinas o de carne. Me ratifica esta idea, en cuanto que por segunda vez Francia por su propio interés se ofrece a ayudarnos, según un comunicado del general Bourgund (traducción del francés):

“Yo estoy dispuesto –añade– y he recibido el poder de mi Gobierno a aportar a sus tropas todo el apoyo que Vd., considere necesario en el caso de que uno de vuestros puestos de frontera o patrulla fueran amenazados”.

General Gómez Zamalloa.
General Gómez Zamalloa.

Es el general Zamalloa, que había sustituido al general Pardo de Santayana, quien recibe el mensaje, pero la interesada ayuda francesa es de nuevo rechazada por el EMC (Estado Mayor Central). Zamalloa, que se hace cargo militarmente de la situación real en todo el AOE y se entrevista en Madrid con Franco, Barroso y Carrero, exponiéndoles la realidad y la necesidad urgente de reforzar los territorios de Ifni y Sahara. Franco se cabrea, Barroso y Carrero le dan la orden de regresar y resolver, con lo que tiene, los escasos escarceos que se puedan producir con los cuatro pequeños grupos enviados por la URSS para desestabilizar los lazos de amistad entre España y Marruecos. Zamalloa héroe de la División Azul toma una decisión discutible, en el Sahara (300.000 km2), en los puestos avanzados, retira a los soldados europeos dejando a 12 nativos con dos cajas de municiones. Un regalo para el EdL, pero salva a los soldados españoles. Zamalloa ante lo que se le avecina pide ayuda a los franceses, que en esta ocasión se la niegan, por considerar que Madrid no estaría de acuerdo.

Llegados a diciembre de 1957, cuando ya se podían contabilizar por cientos los muertos y heridos habidos, en el discurso de fin de año, Franco pide disculpas al muy amigo Mohamed V por el pequeño alboroto habido en el territorio del AOE, producido con el fin de limpiar pequeños grupos infiltrados desde Argelia, subvencionados por el comunismo. Este fue el ALTO MANDO español que gestionó la Guerra de Ifni-Sahara, de tal forma que solo se puede concebir no teniendo servicio secreto y que desconocían que el EdL estaba organizado por el príncipe Hassan (España desde 1945 había creado el SIAEM, Servicio de Inteligencia). El día 30 de octubre los franceses transmiten un informe muy confidencial, según el cual el 22 de octubre se habían reunido en Rabat los jefes del Ejercito de Liberación del Draa con el príncipe Muley Hassan, para preparar una campaña a las ordenes de Ben Hammu, a esto unimos que Carrero ya tenía de forma incipiente la estructura de lo que sería el SEDED, mas tarde el CNI, pues…

Si hablamos de los prisioneros podemos caer en la melancolía, y hasta llorar, ya que si por parte de Marruecos fueron maltratados física y psicológicamente, por parte del Alto Mando español fueron despreciados, abandonados. Imposible de creer que desconocieran su existencia por una conclusión lógica: en los puestos diseminados por el territorio son liberados los puestos de Tiugsá (Tagragra), Tenin de Amel-lu, Telata de Isbuia y Tiliuin, el resto de puestos más débiles, que sumados hacen 104 efectivos entre oficiales, suboficiales y tropa, se pierden ente los días 23 al 27. 

El Alto Mando sabe que en tamaño desastre ha habido muertos, pero también prisioneros, a lo que no les da mayor importancia, así lo demuestra que el 1 de abril de 1958, firmando el tratado de Angra de Cintra, no se trata el asunto de los prisioneros, ni siquiera de forma secreta. Que aunque no sea discutible la cesión del protectorado sur español en Marruecos, si podemos interpretar que hubieron puntos secretos, como la cesión de Sidi Ifni en un periodo determinado. Once años a partir del cese el fuego, que fue el 30 de junio de 1958. Sidi Ifni se entrega el 30 de junio de 1969. Bien podían, en tan vergonzosa rendición ante Marruecos, donde ya se demostraba el que las pequeñas bandas subvencionadas por la URSS no fueron tal, y si el EdL dirigido por el estratega Hassan. El Estado Español demostró su bajeza moral al no pedir en tal tratado, aunque fuera como favor, la posibilidad de recuperar tanto a sus muertos como a sus prisioneros.  

Carta enviada a la familia de Alfonso Carlos Alsúa.
Carta enviada a la familia de Alfonso Carlos Alsúa.

A la familia del amigo Alfonso Carlos Alsúa, hecho prisionero en el puesto de Tabelcut el 27 de noviembre de 1957 (no el 23 como se les informa), le envían una carta en la que suponen que su hijo ha sido hecho prisionero, dando el posible lugar en el que, junto otros prisioneros, se encuentra. Aunque tiempo después les comunican que lo dan como desaparecido. El Estado Mayor desconoce el que hubieran prisioneros, por lo que debería reconocer que en el Territorio de Ifni, ocupado militarmente por Marruecos, quedaron 104 españoles muertos dejados como trofeos o comida de las alimañas.

En esta carta se demuestra que el centro de espionaje español se nutría de algunas emisoras extranjeras. Ponen como fecha el 23, cuando según Alsúa, que estuvo allí, fue el 27. Bien hicieron en mandarnos a Gila en la navidades del 57, pues sin esto no hubiéramos sabido interpretar la logística castrense de nuestro ejército, así que nos chisteaba hablando de los cañones que no tenían agujero, podía también haber puesto en su repertorio que de nuestros fusiles salía la bala de vez en cuando, no siempre.

ABC (Sevilla) del 7 de mayo de 1959, con la noticia de la liberación de 40 prisioneros.
ABC (Sevilla) del 7 de mayo de 1959, con la noticia de la liberación de 40 prisioneros.

Tuvo que ser un prisionero francés, que fue liberado por Marruecos en 1959, el que dijo que había prisioneros españoles que estaban desde noviembre de 1957 retenidos por el muy amigo de Franco Mohamed V.

Como demuestra la carta recibida por la familia del amigo Alfonso Alsúa, fechada en diciembre de 1957, el Alto Mando tenía conocimiento de tal hecho y no hizo fuerza alguna para su liberación en abril de 1958, cuando se firmó la rendición de IFNI en el tratado de Angra de Cintra (aunque la declaración del fin de las “hostilidades” lo fuera el 30 de junio de de 1958)

Fue debido a que la noticia se difundió en la prensa francesa, donde se hablaba de un número importante de prisioneros españoles, por lo que el Régimen se vio obligado a mover a la diplomacia y pedir al moro, con mucho tacto para no molestar, el favor de liberar (no sabemos a cambio de qué) a los presos españoles, entre los que se encontraba una mujer y dos niños, en un total de 40 prisioneros. El hecho fue difundido por el Régimen como un triunfo del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la inteligencia española.

Como demuestra la carta recibida por la familia del amigo Alfonso Alsúa, fechada en diciembre de 1957, el Alto Mando tenía conocimiento de tal hecho y no hizo fuerza alguna para su liberación en abril de 1958, cuando se firmó la rendición de IFNI en el tratado de Angra de Cintra (aunque la declaración del fin de las “hostilidades” lo fuera el 30 de junio de de 1958)

ABC (Sevilla) del 7 de mayo de 1959, relación de los liberados.
ABC (Sevilla) del 7 de mayo de 1959, relación de los liberados.

Fue debido a que la noticia se difundió en la prensa francesa, donde se hablaba de un número importante de prisioneros españoles, por lo que el Régimen se vio obligado a mover a la diplomacia y pedir al moro, con mucho tacto para no molestar, el favor de liberar (no sabemos a cambio de qué) a los presos españoles, entre los que se encontraba una mujer y dos niños, en un total de 40 prisioneros. El hecho fue difundido por el Régimen como un triunfo del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la inteligencia española.

Mohammed V saludando a los prisioneros españoles liberados, entre los que se encuentra Alsúa.
Mohammed V saludando a los prisioneros españoles liberados, entre los que se encuentra Alsúa.

 Alsúa en Tiugsa (Tagragra), con varios de sus compañeros del Grupo de Policía de Ifni nº 1, donde fue herido en las escaramuzas previas al conflicto, un par de meses antes de ser hecho prisionero en el puesto fronterizo de Tabelcut, al norte del territorio.
Alsúa en Tiugsa (Tagragra), con varios de sus compañeros del Grupo de Policía de Ifni nº 1,
donde fue herido en las escaramuzas previas al conflicto, un par de meses antes de
ser hecho prisionero en el puesto fronterizo de Tabelcut, al norte del territorio.

 

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Temporalmente se han desactivado los comentarios anónimos por estar sufriendo un ataque de SPAM masivo (mensajes plublicitarios no deseados). En cuanto sea posible se activará esta función nuevamente.
No obstante, si desea dejar un comentario sin estar registrado, por favor, use el formulario de contacto disponible, indique el artículo al que desea hacer el comentario, el nombre o apodo que desea usar y el texto del mismo.
Nosotros nos encargaremos de publicarlo por usted.
Disculpen las molestias

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2019