Una mirada al pasado sin perder de vista el futuro  

  Estas en: Portada arrow Colaboraciones arrow · Por autor arrow Manuel Jorques Ortiz arrow La mili en Ifni (en su contexto y sin politizarla)

Menú principal
Portada
Bienvenida
¿Dónde está IFNI?
¿Cómo llegar a IFNI?
Un poco de historia...
Acerca de...
Contenido
Noticias
Colaboraciones
Artículos digitales
Proyectos solidarios
Libros - Revistas
Documentos
Gastronomía
Recursos
Foro
Eventos
Fotos (en Facebook)
Videos (en Vimeo)
Enlaces de interés
Preguntas Frecuentes
Contactar
Búsqueda avanzada
Mapa del Sitio
Acceso
Teclee sus datos:





¿Recuperar clave?
Para obtener acceso, por favor, contacte con el Administrador.
¿Quién está en línea?
Datos del Portal
Usuarios registrados: 339
Noticias y Artículos: 973
Enlaces de interés: 94
     

Sindicación


  El Rincón de Sidi Ifni
Este sitio está diseñado
para verse mejor con una
resolución mínima de
1024x768


Creative Commons License

La mili en Ifni (en su contexto y sin politizarla) Imprimir E-Mail
Colaboraciones - Manuel Jorques Ortiz
Escrito por Manuel Jorques Ortiz   
jueves, 22 de febrero de 2018
Índice del Artículo
La mili en Ifni (en su contexto y sin politizarla)
Lluis Noguer Pastó
Josep M. Contijoch Casanovas
Pius Pujades Lladó
Josep Carreras Mor
Josep Augué Solé
Antonio Teruel Vidal
Josep Majó
Enrique Escribano Bergadá
Eduardo Tauler Ruiz

Un buen amigo y camarada que hizo el servicio militar obligatorio conmigo en Sidi Ifni, que, aunque alicantino de origen, vive en Barcelona desde hace casi cincuenta años, me envió un recorte del diario La Vanguardia, edición en español del martes 23 de enero pasado, en el que figura un artículo titulado "Ifni, una memoria colonial incomoda"; mi amigo se hallaba indignado por él, a su entender, sesgo político que el columnista (Josep Playá Maset) le daba a un asunto que ambos (y muchos otros amigos) habíamos vivido en primera persona, allá por los lejanos tiempos de 1961 y 1962.

Me extrañó que las personas que daban su más extensa opinión mantuvieran el anonimato (Jorge, de Sant Andreu) y que otros (Andrés Antebi, Pablo González Morandi, Alberto López Bargados y Eloy Martín, que se identifican como el grupo de trabajo de "Barcelona Metrópoli Colonial") fueran los "comisarios" de una exposición de fotografías sobre la mili en Ifni en el Museo de Culturas del Mundo, que dirige un tal Josep Fornés, y que no aparecieran por ninguna parte los dirigentes más relevantes de la Asociación Catalana de Veteranos de Sidi-Ifni, excepto el nombre de su presidente (Miquel Querol), así como que las fotos en cuestión habían sido aportadas por solo veintitrés de los socios de aquella Asociación de los más de quinientos que la formamos.

Desfile en Sidi Ifni (1964)
Desfile en Sidi Ifni (1964)

Todo el artículo posee, a nuestro entender, un enfoque realizado desde el delicado momento político que vive Cataluña desde hace algo más de dos años, que desembocó a que se interviniera su autonomía por la aplicación del artículo 155 de la Constitución española; y decimos esto por el asombro que nos produce la implícita división que se hace entre soldados "españoles" y soldados "catalanes"; a los primero los silencia, como si hubieran estado en Ifni de vacaciones turísticas y de los catalanes dice que sufrieron mucho y los despreciaban (¿por su origen regional, por su lengua, por ser antipáticos o "garrapas"?). También nos ha llamado la atención un párrafo que bajo una fotografía del "arxiu fotografic de Barcelona" afirma categóricamente que había soldados (además de los "sorteados") que hacían allí la mili en concepto de "castigados" (queda en el aire si, eran muchos o pocos y si se refiere exclusivamente a catalanes), aunque los que estuvimos allí (al menos en nuestro reemplazo) durante un año y medio no conocimos a ningún soldado de "quinta" por tal motivo.

El día 12 de febrero leí (en catalán) lo que publicaba el diario Punt Avui y firma María Palau, bajo el título IFNI, HAMBRE, SED y MUERTE, con referencia a la exposición obrante en el Museo de las Culturas del Mundo (Barcelona) y que subtitula como "La exposición del calvario silenciado que vivieron los SOLDADOS CATALANES de quinta en la última guerra de Franco.

En ese artículo pone la autora el énfasis (siempre con un soldado catalán como protagonista) que los oficiales les decían con claridad, a los reclutas que iban a hacer la mili, que sus vidas no valían nada; que la vida de una persona valía menos que una mula: en la guerra de Ifni exactamente cincuenta céntimos de peseta que era lo que costaba enviar un telegrama a los familiares para comunicar escuetamente que había muerto; y que por la muerte de una mula se tenían que dar muchas más explicaciones; que eso lo decía un teniente (no lo identifica con nombre y apellidos, pero simplifica el plural de oficiales a uno solo); que el pobre recluta veía morir cada día, cinco, seis, siete o diez compañeros (¡puñeta, solo a cinco diarios, en año y medio de mili, o sea 547 días fueron 2.737...! Muchos muertos nos parece para un total de 4000 reclutas anuales!); la columnista, en otro párrafo, cifra los muertos en la contienda de 1957-58 en más de mil (sin puntualizar cuál es su fuente), añadiendo que el equipo de "investigadores" (los ya mencionados por su acolito de La Vanguardia, Pablo González, Andrés Antebi, Alberto López y Eloy Martín) pertenecientes al Observatorio de la Vida Cotidiana, entidad que según su página Web dice ser sin ánimo de lucro, aunque oculta quiénes son sus dirigentes, socios, vías de financiación... Tan solo aparece que Andrés Antebi trabaja para ese Observatorio y que sus publicaciones son reivindicativas del anarquismo); por último, dice recoger el inmenso deseo de hablar que tienen los veteranos de Ifni, muchos de ellos octogenarios, que por fin lo han podido hacer mediante la exposición de fotos en el Museo de las Culturas del Mundo.

Si partimos de la premisa de que pese al catalogado como régimen militar el impuesto por Franco tras la guerra civil, las Fuerzas Armadas que guarnecían las posesiones españolas en el África Occidental eran escasas, dotadas de armamento obsoleto, nutridas con reclutas del servicio militar obligatorio a partir de 1956 por la deserción de numerosos indígenas que habían sido la base de aquel Ejército, tienen razón (y siempre lo hemos manifestado) quienes critican las condiciones en que nuestras tropas se encontraban al ser inopinadamente agredidas el 23 de Noviembre de 1957, pero esas condiciones desfavorables y deplorables lo eran para todos los soldados españoles y no solo para los oriundos de Cataluña como los columnistas periodísticos e incluso un documental emitido por la televisión catalana afirman. En ese documental vemos hablando a nuestro buen amigo y compañero Enrique Escribano Bergadá (puede ser consultado pues lo tiene subido a su Web el meritado Observatorio). Como hemos dicho antes, todos dan a entender con mayor o menor claridad los tremendos agravios sufridos por los catalanes; es como si los catalanes hubieran llevado un distintivo regional que los distinguiera (al modo de los judíos durante la dominación nazi identificados con una estrella amarilla) cosa tan incierta como ridícula: Todos éramos españoles; aquel duro y fatigoso servicio militar sirvió para conocernos los jóvenes de todas las regiones de España y fue el motor para el nacimiento de grandes amistades que han perdurado con los años. Como no pretendemos hablar a "humo de pajas", "a tontas y a locas" y "a la buena de Dios", como vulgarmente se dice, voy a continuar estas líneas trayendo a ellas a soldados catalanes que han dejado escritas sus vivencias de la mili en Ifni, bien en libros o en artículos subidos a diversas Web. Y hago hincapié en que esos libros y artículos fueron publicados en plena democracia, con la libertad de expresión no coartada por censura alguna.


 
< Artículo anterior   Artículo siguiente >
PortadaAcerca de...Contactar
Este portal es un PROYECTO PERSONAL y NO está vinculado a ninguna asociación o grupo.
Los artículos de colaboración y las opiniones y comentarios de los usuarios son de su entera propiedad y responsabilidad,
expresados con total libertad y sin ningún tipo de censura por parte del Administrador o sus colaboradores.
El Rincón de Sidi Ifni, 2009-2018